Saltar al contenido

Tus Zonas Erróneas

Tus zonas erroneas Wayne Dyer

El libro Tus zonas erróneas  es la primera obra de autoayuda escrito por quien fuere en vida Wayne Dyer, famoso por sus libros de superación personalTus zonas erróneas es una no los libros más comercializados de todos los tiempos, superando los 35 millones de ventas. Este poderoso libro trae como objetivo la independencia del espíritu además de la identificación y superación de sentimientos negativos tales como del miedo, la culpa, la conducta auto-destructiva. Las cuales no son más que condiciones mentales que nos condicionan y alejan de la felicidad y el desarrollo personal.

 

 

Tus Zonas erróneas resumen

A continuación le dejaremos el resumen de tus  Zonas erróneas de Wayne Dyer. Es valido mencionar que este resumen que ofrece Cerebroteca es para una lectura rápida y tener una idea del contenido de esta obra. No obstante, recomendamos adquirir la versión digital completa o su libro en fisico.

HACIENDOTE CARGO DE TI MISMO

La esencia de la grandeza radica en la capacidad de optar por la propia realización personal en circunstancias en que otras personas optan por la locura. (Wayne Dyer frases)

Imagina que tienes a tu lado un acompañante, llámalo “tu propia muerte”: puedes tenerle miedo o usarlo para ayudarte a vivir de modo positivo.

Después de esta definición el individuo se preguntará`: “Debo vivir mi vida como quiero o como los demás quieren que la viva?”, “Cuanto tiempo voy a estar muerto?”. Considerándote desde una perspectiva eterna, ahora es el momento para decidir lo que prefieres, dejando a otros las preocupaciones, los temores y la culpabilidad.

Pensamos en la noción común de inteligencia, como saber escribir, leer o computar a alto nivel y resolver rápidamente ecuaciones abstractas, lo que conduce erróneamente a un esnobismo cultural lo cual, generalmente, tiene resultados desmoralizadores en la personalidad de uno, descentrando la atención debida a la introspección.

El barómetro de la inteligencia emocional es una vida feliz y efectiva, vivida en cada momento aprovechando al máximo sus posibilidades. Esta es la verdadera definición de inteligencia: elegir lo que te haga feliz evitando lo contrario.

HACIENDOTE CARGO DE TI MISMO

De esta manera tendremos las herramientas necesarias para combatir el colapso nervioso, lo cual tampoco existe como enfermedad desde un punto de vista fisiológico. Se clasifican con esta fórmula los individuos que no están en control de sí mismos, mientras una persona saludable sabe enfrentarse a los problemas sin necesidad de resolverlos a toda costa. El secreto está en cómo escoges enfrentarte a las situaciones difíciles, ya que los desacuerdos y los conflictos son inevitables, así como los accidentes y los desastres naturales. Algunos logran evitar el desaliento inmovilizador y la infelicidad, mientras que otros se desploman, quedan inertes, sufriendo la condición que hemos llamado colapso nervioso.

Hacerse cargo de sí mismo implica un proceso mental totalmente nuevo en el cual hay que estimular la capacidad de sentir emocionalmente lo que elijas sentir en cualquier momento dado de tu vida. Esta es el alma de la libertad personal: ser dueño de tus propias emociones no escogiendo reacciones de auto derrota.

Es un mito la creencia de no poder controlar las emociones, ya que se puede desarmar con un simple silogismo: si te ocurre algo improviso, tienes el poder de desaparecerlo, por ende, sigues controlando tu universo mental.

Tú mismo tienes la capacidad para controlar tu aparato pensante.

Un sentimiento es una reacción física a un pensamiento, así que debes dominar tus propias circunstancias y especular con ideas nuevas: determinación, decisión de ser feliz, destrucción de todo lo que produce infelicidad inmovilista.

El ambiente cultural que nos rodea, enseña de forma errónea que el individuo no es responsable de sus sentimientos y sensaciones, cuando la felicidad es una condición natural de la persona. Al fin de eliminar los patrones mentales impuestos, debes tener consciencia de ti mismo, confiando en el poder del ahora y suprimiendo las posturas de auto frustración.

Debes necesariamente elegir el camino de la felicidad haciendo que el cerebro trabaje a tu favor, también por no incurrir en ciertos malestares psico-somáticos, evitando a toda costa  un estado de inmovilización emocional. Esta condición impide que funciones al nivel que quieres, escursionando entre pequeñas indecisiones y la inacción total.

Aprende a vivir el presente, ya que no existe otro momento, sin evadirlo a través de la estéril idealización del futuro.

EL PRIMER AMOR

La propia estima no puede ser verificada por lo demás. Tu vales porque tú dices que es así. Si dependes de los demás para valorarte, esta valorización estará hecha para los demás. (Wayne Dyer frases) 

Nos han criado inculcándonos el virus del desprecio para uno mismo, la sociedad que nos rodea siembra la desconfianza, a través de sutilezas, para mantener a raya el individuo.

Las definiciones que te niegan como persona, aprendidas durante la infancia, persisten en la madurez, los hábitos educativos impuestos en la niñez conducen a la internalización de los pensamientos de los demás. Amarse a sí mismo es la clave para amar y ser capaz de dar amor.

No es nada saludable odiarse a sí mismo, solo te perjudicas. Recuerda que la equivocación y el error se deben interpretar como lecciones, sin asociarlas a la autovaloración ni a la confianza que tienes en ti mismo.

El doctor Dyer aconseja tener capacidad y buena disposición para permitir que los seres queridos sean lo que ellos elijan para sí mismos, ya que nadie puede o debe ajustar su conducta en base a instrucciones externas.c

Haz que tu mente se sintonice en la onda de la autoaceptación: es un mito pensar que un individuo tiene un solo concepto de sí mismo y que este sea positivo o negativo permanentemente. Uno tienes diversas opiniones de su persona: física, intelectual, social y emocional. Los autorretratos son tan numerosos como tus actividades, así que escoge ser valioso contigo mismo.

El amor al cuerpo. Cuando no te gusta tu cuerpo no te aceptas como ser humano. La clave es: aceptación del yo físico, posibilidad de disfrutar del mismo eliminando las imposiciones sociales y culturales. No elijas sentirte inapropiado o indigno, no se admiten estados de subestimación tales como: rechazar cumplidos o evitar darte gustos.

La aceptación implica no quejarse, la felicidad es no protestar para lo que no tiene remedio, ya que la conducta de los lamentos es neurótica.

No hay que dar espacio a las actividades autodestructivas: conseguir que te tengan lastima, ser incapaz de hacerte cargo de tu propia vida porque sientes que no eres digno de la felicidad que anhelas.

La prueba verdadera de la vida es el crecimiento, una elección contraria es algo que se asemeja a la muerte.

Implementar actividades de autoestima: si hay alguien para quien sientes verdadero amor díselo de frente; elimina la envidia porque te rebajas a ti mismo; experimenta nuevas formas de tratar tu cuerpo.

En fin, es erróneo pensar que quien se ama a sí mismo es ególatra, ya que esta clase de individuo solo quiere ganarse el aprecio de los demás, mientras es saludable confiar con la propia aceptación interna.

TU NO NECESITAS LA APROBACION DE LOS DEMAS

La necesidad de la aprobación de los demás equivale a decir: “lo que tú piensas de mi es más importante que la opinión que tengo de mí mismo”. (Wayne Dyer frases) 

La búsqueda de aprobación de los demás es un deseo y no una necesidad, en caso contrario se convierte en una zona errónea.

Es fundamental erradicar por completo la necesidad de aprobación, ya que no aporta ningún beneficio personal. Considera: es imposible no provocar la desaprobación de los demás, entonces no hay motivo para sacrificar tu verdadera personalidad para complacer a terceros.

TU NO NECESITAS LA APROBACION DE LOS DEMAS

Desafortunadamente, nuestro ambiente cultural refuerza la idea de recibir visto bueno por los demás como norma de vida. Enfócate en desarrollar pensamiento independiente, aunque signifique asumir una actitud anti convencional y enemiga de las instituciones.

Veamos como nuestro entorno condiciona y fomenta nuestra conducta actualmente neurótica.

Familia.

Los padres adoptan un sistema absoluto de aprobación, plantando en el niño la semilla de la desconfianza, basándose en la creencia fundamental de considerarse dueño de sus hijos. Mandan mensajes erróneos para enseñar un concepto critico: la buena conducta. De esta forma contribuyen a que el niño confunda su autoestima con la aprobación de los demás.

Colegio.

Esencialmente, te enseñan a ser obediente, ya que no tienen los medios para lidiar con niños que muestran pensamientos independientes. Su función es: desalentar los impulsos para actuar con confianza, fomentando la importancia de de tener una actitud sometida y complaciente.

Iglesia.

La institución actúa a través de la desvirtuacion de las enseñanzas de los maestros religiosos. para promover estos patrones ideológicos: conformidad, sometimiento, miedo al castigo, deseo de recompensa. Aunque el individuo estuviera de acuerdo con el estilo moral impuesto por la creencia religiosa, no se le permitió elegir líberamente.

Gobierno.

Actúa como motor de conformidad. Hay más reglas codificadas que gente para desobedecerlas, su función es ponerse por encima de las demás personas reclamando obediencia, manipulándolas a través del castigo implícito en un régimen constrictivo.

Canciones.

Estimulan la búsqueda de aprobación con mensajes subliminales.

Anuncios televisivos.

Condicionan el pensamiento manipulando la voluntad según la fórmula: si no complaces a los demás mereces sentirte mal.

Enfoquémonos en fin en los conceptos clave.

Tomemos conciencia de los comportamientos autodestructivos: sentirte humillado cuando alguien declara una opinión contraria a la tuya; solicitar halago de forma indirecta; adular al interlocutor para que te quiera.

Consecuencias de una conducta neurótica: colocar la responsabilidad de tus sentimientos en los demás; reforzar la idea que otros tienen que ocuparse de ti.

Como eliminar la necesidad enfermiza de ser aprobado por otros: no dejes que te manipulen rebajando tu autoestima; acepta que no todos pueden o quieren comprenderte; confía en ti mismo; corrígete cuando necesites de otros para reforzar tus ideas; inmunízate ante el dolor al rechazo.

LA RUPTURA CON EL PASADO

Solo los fantasmas se revuelcan el pasado, explicándose a sí mismos con descripciones basadas en sus vidas pasadas. Tu eres lo que eliges ser hoy en día, no lo que antes elegiste ser. (Wayne Dyer frases)

Las autodefiniciones son etiquetas que nos ponen, o que nos auto ponemos, las cuales impiden el desarrollo de la personalidad. Fundamentalmente son excusas para no efectuar cambios y seguir igual sin esforzarnos para mejorar. Al estar a la altura de la etiqueta que lo define, el ser deja de existir.

Las auto clasificaciones proceden del pasado histórico del individuo. Este se encuentra trabado en cuatro formas expresivas neuróticas que llamaremos “Yo soy”: así soy yo; yo siempre he sido así; no puedo evitarlo; es mi carácter.

Los antecedentes del “Yo soy” caben en dos categorías: te las colocaron de niño y te la llevas hasta la madurez; etiquetas que uno se pone a sí mismo para dejar de hacer cosas que no le gustan.

Veamos diez categorías recurrentes de “Yo soy” y sus consecuencias neuróticas según el Dr. Dyer.

“Yo soy” académico.

Evitar un trabajo pesado que se necesita para dominar una materia.

“Yo soy” inercial.

Aferrarse a la noción que no vale la pena hacer cualquier cosa si no la haces realmente bien.

“Yo soy” genético.

Aceptar como confirmación una manera innata de ser. Permitir que una cierta diferencia genética sea la explicación de rasgos personales que le gustaría repudiar.

“Yo soy” inhabilitante.

Evitar el ridículo que podrías sufrir en caso de enfrentarse con ciertas habilidades físicas que otras personas tienen.

“Yo soy” fisiológico.

Evitar correr riesgos con el sexo opuesto para justificar la pobre imagen que se tiene de uno mismo y la falta de amor que el individuo ha escogido para su vida.

“Yo soy” conductual.

Manipular a los demás explicando porque las cosas tienen que hacerse de cierta manera al fin de evitar los peligros de ponerse en juego para mejorarse.

“Yo soy” justificante.

Querer justificar algún comportamiento ineficaz. No tener que intentar ningún cambio, recordándose a si mismo que no puede evitar ser como es.

“Yo soy” étnico.

Explicar comportamientos que no lo favorecen a uno porque son demasiado difíciles de cuestionar. Comportarse de manera estereotipada, relacionada con la subcultura.

“Yo soy” actitudinal.

Continuar con actitudes hostiles en vez de trabajar en la autodisciplina.

“Yo soy” lamentoso.

Justificarse para no participar en actividades arriesgadas o peligrosas.

Veamos cómo conseguir la salida de este círculo de lógica neurótica: hablar con un amigo que te ayude a modificar ciertas costumbres; detectar el uso de las cuatro frases neuróticas corrigiéndose en voz alta; escribir un diario para monitorear el proceso.

LAS EMOCIONES INUTILES: CULPABILIDAD Y PREOCUPACION

Si tú crees que sentirte mal o preocuparte lo suficiente cambiara un hecho pasado o futuro, quiere decir que resides en otro planeta con un diferente sistema de realidad. (Wayne Dyer frases) 

Los orígenes de la culpabilidad se desarrollan en dos formas básicas, para que esta se convierta en parte integrante del mecanismo emotivo del individuo.

Culpa residual. Reacción emocional ligada a la memoria infantil. Tratando de complacer una figura autoritaria ausente. Es un comportamiento inútil.

CULPABILIDAD Y PREOCUPACION

Culpa autoimpuesta. El individuo se siente inmovilizado por cosas que ha hecho recientemente. Es un viaje neurótico que se debe evitar.

Conozcamos algunas categorías y reacciones productoras de culpa.

Culpa filial en niños.

Manera de manipular a un niño para que haga algo. Desarrolla rencor en este haciendo que escoja la culpa como tributo a la genealogía.

Culpabilidad inspirada por niños.

El infante se da cuenta que los padres no soportan verlo sufrir y los manipulara.

Culpabilidad relacionada al cónyuge o amante.

Conseguir que el patner se adapte a las normas del otro. Voluntad de castigar a la pareja por algo que ha hecho.

Culpabilidad inspirada por el colegio.

Los maestros manipulan fácilmente al estudiante. Aunque el individuo sea mayor, es el producto de su entorno estudiantil.

Prisiones.

Si una persona dedica tiempo a la reflexión sobre sus malas acciones será un mejor individuo.

Regímenes para adelgazar.

Encuentran fundamento en la culpa, haciendo que uno se juzgue a si mismo frente a un comportamiento contraproducente.

Consecuencias de la elección de culpabilidad: evitaras enfocarte en actividades provechosas; pensaras de quedar exonerado de tu mal comportamiento; la culpa es el medio para regresar a la seguridad y a la niñez.

Analicemos algunas estrategias para eliminar la culpabilidad según el Dr. Dyer.

Aceptar de haber escogidos algunas cosas que le puedan disgustar a la gente.

Enseñar de ser capaz de enfrentarse con las desilusiones de tu comportamiento autodestructivo.

Hacer algo intencional que estimule la culpa y después corregirse.

La preocupación anula la eficacia en el presente y no tiene nada que ver con el amor. Para eliminarla debemos encontrar por lo menos una razón que la respalde, de lo contrario miremos las consecuencias y las soluciones de esta conducta.

Gastando tu vida preocupándote por el futuro, evitas el presente.

Cada día dedica meno tiempo pensando en el futuro.

Haz una lista de preocupaciones y verifica si estas hicieron algo para ti.

Enfrenta tus miedos con actitud productiva.

Autodeterminate para borrar esta conducta eliminándola de tu vida.

EXPLORANDO LO DESCONOCIDO

Solo los inseguros ansían la seguridad. (Wayne Dyer frases) 

Abrirse a nuevas experiencias significa abandonar la noción que es mejor tolerar lo familiar que trabajar para cambiar por no enfrentarse a ciertas inseguridades. El aburrimiento es malsano y psicológicamente debilitante: hay menor riesgo de colapso psicológico si eliminas de tu vida parte de la rutina cotidiana.

La rigidez es la base del prejuicio, ya que es más fácil quedarse en lo conocido. Desde pequeños nos inculcaron el miedo al fracaso cuando este, de hecho, no existe: solo es la opinión de alguien sobre cómo se deberían hacer ciertas cosas.

Perfección es sinónimo de parálisis:  hacer es más importante que triunfar, es saludable aventurarse en lo desconocido sin importar el resultado.

Veamos los patrones de nuestra zona de autolimitación en el perfeccionismo.

Comer siempre el mismo tipo de comida

Usar el mismo estilo de ropa.

Reusar oír opiniones e ideas que no compartes.

Tener miedo a probar una nueva actividad porque crees no hacerlo bien.

Mantener un matrimonio que no funciona.

Hacer que el criterio para todo lo que haces sea la eficiencia y no el placer que te brindas al hacerlo.

Evitar personas que consideras desviadas.

Medir las cosas en términos monetarios.

Tratar de lograr títulos y rango importantes.

Dejar que el reloj domine tu vida.

Aprendamos a retener las conductas rígidas.

Si eres siempre igual no tienes que molestarte en usar tu imaginación.

El permanecer alejado de todo lo desconocido tiene su sistema interno de retribución: los desafíos pueden resultar peligrosos.

Arriésgate a salir de la rutina diaria.

Haz esfuerzos selectivos para probar cosas nuevas.

Todas estas sugerencias son medidas constructivas para instaurar una nueva percepción respeto al comportamiento evasivo, mediante el enfrentamiento activo con las conductas pasadas, lo cual permite comenzar a moverse en nuevas direcciones.

Remplazar la zona errónea de miedo con actividades estimulantes, sin duda aportara placer a la vida.

ROMPIENDO LA BARRERA DE LOS CONEVENCIONALISMOS

No hay reglas ni leyes ni tradiciones que se puedan aplicar universalmente… incluyendo esta. (Wayne Dyer frases) 

La suma total de los “debes” constituyen una gran zona errónea al considerar que no existen los conceptos absolutos, por lo tanto, la flexibilidad es una virtud mayor en la vida.

Un “debes” es malsano cuando cruza el camino de los comportamientos eficientes de tal manera que cuando haces cosas impuestas has renunciado a tu libertad de elección, dejando que una fuerza externa te controle.

Comúnmente, los individuos poseen una orientación externa la cual afecta neuróticamente el personal locus de control, dando libre espacio a conductas fatalistas o deterministas, en el intento de atribuir la responsabilidad de tus sentimientos a factores externos.

La persona que tiene coherencia interior domina por completo su locus de control, volviéndolo interno.

Adoptar una línea de enfoque hacia los demás es una forma nada saludable de autorrepudio, es incorrecto moldear tu comportamiento personal en función de las acciones de terceros (culto al héroe).

Categorías conceptuales absolutas de bueno y malo reflejan la general tendencia a dicotomizar entre extremos, interponiéndose en la felicidad personal, a través de una conducta proclive a realizar actos razonables para sentirse bien consigo mismo.

La eficacia de uno se mide por su capacidad de elección: la manera en que te manejas emocionalmente, tomada una decisión, es indicadora de tu entereza en el momento presente.

Una nueva forma al pensar consiste en eliminar los “debes” inútiles, acercándote a tu interioridad, para facilitar la salida de categorías absolutas.

frases dyer

Incurrir en la actitud de deberizacion significaría golpear tu dignidad, viviendo una vida de servidumbre emocional, así que una condición indispensable es resistirse a la enculturizacion de nuestro entorno.

Veamos algunos comportamientos deberizantes.

Creer que hay un lugar para cada cosa y que cada cosa debe estar en su lugar.

Seleccionar roles en el vivir diario porque la cultura lo impone.

Sacar buenas notas en los estudios o forzar a tus hijos a que las saquen.

Consecuencias de la deberizacion.

Depender del hecho que tus normas de conductas sean establecidas por terceros.

Tus “deberías” manipulan a los demás para que hagan algo en la forma que tú quieres.

Puedes ganarte la aprobación de los demás conformándote con lo establecido convencionalmente.

Estrategias para eliminar los “deberías”.

Haz una lista de todas las normas que cumples y que no te parecen pertinentes.

Deja de esperar que los demás cambien.

Recuerda: lo que hace la gente no te molesta sino tu reacción frente a ello.

LA TRAMPA DE LA JUSTICIA

Si el mundo estuviera tan organizado que todo tuviera que ser justo, no habría criatura viviente que podría sobrevivir un solo día. A los pájaros se le prohibiría comer gusanos y habría que atender a los intereses personales de todos los seres humanos. (Wayne Dyer frases) 

La justicia no existe, ya que es un concepto casi imposible de aplicar a lo que se refiere a tus propias opciones de felicidad y realización personal. La exigencia de justicia es una actitud neurótica y se convierte en zona errónea cuando te castigas con una emoción negativa, al no poder ver la igualdad que exiges, generando una actitud auto frustrante. La sed de justicia se infiltra en tus relaciones personales y evita la comunicación eficiente con las demás personas, trasladándote desde tu postura de confianza en ti mismo hacia el pensamiento externo dirigidos por terceros.

Los celos, por ejemplo, encajan en esta categoría, ya que son una manera de exigirle a alguien que te quiera de cierto modo. Esto demuestra falta de confianza en ti mismo porque permites que la conducta de otra persona te produzca incomodidad emocional.

Tomemos conciencia de las típicas posturas relacionadas con la demanda de justicia.

Quejarse de que otros ganan más dinero por hacer tu mismo trabajo.

Corresponder siempre cuando alguien te hace un favor.

Usar el argumento de la justicia para obtener lo que quieres.

Gastar la misma cantidad de dinero que gasto en ti la persona a quien regalas.

Recompensas psicológicas.

Puedes sentirte satisfecho de ti mismo porque eres una persona honorable.

Te proporcionas una buena excusa por ser ineficiente.

Puedes justificar un comportamiento vengativo diciendo que las cosas tienen que ser justas.

Estrategias de renuncia a la actitud negativa.

Comienza a pensar que tu vida emocional es algo independiente de lo que haga cualquier otra persona.

Elimina las referencias externas de comparación.

Recuerda: la venganza es otra manera de ser controlado por los demás.

TERMINANDO CON LAS POSTERGACIONES AHORA MISMO

No es necesario derramar una sola gota de sudor para postergar hacer cualquier cosa. (Wayne Dyer frases)

Postergar las cosas es una de las facetas más preocupantes de nuestra vida: es la zona errónea más difícil de derrumbar y se considera como la zona errónea universal.

Las tres frases neuróticas típicas de un postergador son: quizás, espero, deseo. Decidir hacer algo en el futuro es un substituto del hecho de hacerlo realmente, engañándote a ti mismo.

Un grado de postergación es, por ejemplo, demorar las cosas hasta un punto y, luego, terminar el trabajo justo antes de la fecha límite, justificando así tu resultado mediocre. Lo que haces en tu momento presente es el único indicador de cómo eres como persona.

Otro nivel neurótico es asumir una actitud crítica, ya que es más cómodo hablar de cómo se propone otra persona en lugar de actuar directamente para ti mismo. La crítica constructiva puede ser útil, claro, pero ser observador no contribuye a tu crecimiento. Los hacedores, de otro lado, no desperdician su tiempo en criticar a los demás porque están enfocados internamente.

La postergación resulta en el aburrimiento constante, elemento autodestructivo que debes eliminar de tu vida.

Comportamientos postergatorios.

Seguir en un empleo en el cual no tienes posibilidad de crecer.

Aferrarte a una relación que se ha echado a perder.

Evitar confrontarse con una figura autoritaria.

Usar el cansancio como excusa.

Automotivación.

Te sientes cómodo en el autoengaño.

Al sentirte aburrido tienes a quien culpar de tu infelicidad.

Criticando te sientes importante a expensas de los demás.

Lograr que otra persona haga por ti.

Como deshacerse de la zona errónea.

Piensa en ti mismo como un ser demasiado importante como para seguir viviendo con ansiedad por tu inmovilismo.

Emprende una actividad que has estado evitando.

No estarás cansado hasta el momento de meterte a la cama.

PROCLAMA TU INDEPENDENCIA

En cualquier relación humana en la cual dos personas se convierten en una, el resultado será siempre os medias personas. (Wayne Dyer frases) 

Para convertirte en ti mismo abandonaras el nido psicológico, porque ser independiente significa estar libre de todas las relaciones obligatorias. La obligación engendra culpa y dependencia, mientras la libre elección inspira amor y armonía.

Analicemos en profundidad como la actitud de dependencia nos asecha en las etapas de la vida.

Familia.

Somos dominados por la necesidad neurótica de poseer, con el propósito de educar al niño para después aferrarse a él. Los niños aprenden de los modelos que se le presenten: no se puede dar a un niño la confianza que debería tener en sí mismo, este tiene que adquirirla viendo a sus padres vivir según esta conducta. Los padres eficientes estimulan los instintos de independencia, dando por hecho que la familia no debe ser una unidad permanente, no considerándolos como un desafío a la autoridad.

Matrimonio.

Rige el patrón dominio-sumisión: uno de los dos socios domina al otro como condición de la alianza.

Cuando surge una crisis: el socio sometido se encuentra atrapado en la insignificanaza de su aporte a la vida familiar; el socio dominante lo impulsa a buscar nuevas salidas, invalidando las intenciones iniciales de la alianza.

Si el sumiso adquiere confianza en sí mismo, puede ser abandonado por el dominante, ya que este último lo remplazara con otro dependiente.

Si ambos deciden valorizarse salvaran su relación: alentaran la independencia recíprocamente y compartirán la felicidad con el ser amado.

Patrones de dependencia.

Pedirle permiso al cónyuge para cualquier cosa.

Tener ideas preconcebidas enfocada en un rol de comportamiento.

Cuidar el lenguaje frente a un individuo dominante para no molestarlo.

Compensación psicológica.

La dependencia te mantiene bajo la custodia protectora de otros.

Es más fácil seguir que ser líder.

Conviene más portarse bien que aprender a eliminar la culpa cuando te impones afirmativamente.

Como liberarse.

Cuando te sientas manipulado, actúa de forma sincera.

Aunque trates de eliminar un dominante, seguirás bajo su control en su ausencia si él te ha inmovilizado emocionalmente.

La clave de una vida eficiente es la independencia.

ADIOS A LA IRA

El único antídoto para la ira es la eliminación de la frase interna: “Si solo fueras más parecido a mí”. (Wayne Dyer frases) 

La ira es una elección y un habito, una enfermedad psicológica incapacitante, es una reacción aprendida ante la frustración. Es debilitante: acaba con las relaciones afectivas; interfiere con la comunicación; conduce a la depresión.

ADIOS A LA IRA

Enfócate en ti mismo como en alguien que puede aprender a pensar de manera diferente, remplazando la ira con emociones más gratificantes y positivas.

Nunca lograras cambiar a los demás, más bien intensificaras el deseo de la otra persona de controlar a la que esta enfadada. En una relación esta postura impulsa el otro a seguir actuando de la misma forma y a ejercer el mismo tipo de autoridad vengativa, sin contar que, cada vez que te enfadas, privas a la otra persona del derecho de ser lo que escoja.

Causas de la ira.

En los juegos competitivos.

Ante lo fuera de lugar.

Ante los impuestos.

Debida a la lentitud de los demás.

Contra objetos inanimados.

Formas.

Violenta física.

Pataletas de rabia.

Sarcasmo.

Retribuciones psicológicas al escoger la ira como forma de actuar.

Puedes utilizar la ira para manipular a los que te tienen miedo.

Los accesos de ira atraen a los demás.

Consigues lo que quieres porque las otras personas no quieren lidiar con tus ataques.

Puedes bloquear la comunicación en presencia de alguien más hábil que tú.

Puedes usarla como excusa ante un fracaso o tu falta de capacidad.

 

Como remplazar la ira.

Tomar contacto con tus propios pensamientos en el momento en que te enfadas.

Recuerda que los demás tienen derecho de ser lo que escogen.

No te esperes demasiado de los demás.

No te sientas esclavizado por las circunstancias frustrantes.

RETRATO DE UNA PERSONA QUE HA ELIMINADO TODAS LAS ZONAS ERRONEAS

Están demasiado ocupados siendo para fijarse en lo que hacen sus vecinos. (Wayne Dyer frases)

La posibilidad de funcionar plenamente esta al alcance de todos, así como la capacidad de funcionar correctamente como individuos, una completa salud mental en el momento presente puede ser una opción. Es posible liberase de las actitudes negativas las cuales llevan a la autodestrucción del ser.

Existe gente que ha alcanzado un alto nivel de conciencia y de autocontrol revelándose muy distinto respeto a las personas comunes, estando estas últimas todavía encerradas en la prisión de la auto frustración y del convencionalismo.

Los individuos maduros intelectualmente no encajan en las categorías prestablecidas, tales como moldes geográficos, niveles educativos y estadísticas económicas. Ellos disfrutan plenamente y conscientemente todo lo que le brinda la vida, son entusiastas y libres de sentimientos de culpa. No malgastan su momento presente dejándose envolver por inútiles neurosis, no se atormentan con preocupaciones. No planificando ni pensando en el futuro, se mantienen libres de ansiedad disfrutando la felicidad del ahora.

Obviamente se encuentran afuera del nido, se enfocan en la independencia tratándola como prioridad en las relaciones humanas, confiriendo suma importancia a la intimidad del ser.

De esta forma de razonar deriva el hecho que son individuos extremadamente selectivos en el amor, aunque tengan la capacidad de alentar en los otros la confianza en sí mismos siendo profundamente afectuosos.

Tienen un gran sentido del humor, debido a la ausencia de servidumbre emocional, les resulta fácil crear buen humor, disfrutando en el ayudar los demás a reírse conscientes de todas las penas que el individuo común y corriente acepta en cargar.

Son hacedores, jamás postergan nada ni se quejan porque saben que no tendría sentido y no sería de ninguna utilidad. Aceptándose a sí mismos y a l mundo tal y como es, no falsean su aspecto físico.

Aprecian y respetan la naturaleza preligiendo las actividades al aire libre, ya que, a través de estas, se refuerza el concepto de armonía total el ser con el entorno que lo rodea.

No ceden a ninguna pelea, si se da el caso luchan para provocar un cambio provechoso según la escala de valores de su consciencia. Son honestos, consideran la mentira una distorsión de la realidad teniendo consciencia de que uno debe evitar engañarse a sí mismo.

A raíz de tanta sabiduría comportamental, poseen una peculiar orientación interna de la personalidad, siendo plenamente responsables de sus actos, no perdiéndose en el abismo de la criticas, considerando estas últimas una inaceptable pérdida de tiempo.

Irradian altos niveles de energía, canalizando la fuerza interior de manera productiva y gratificante, nunca dejan espacio al aburrimiento. Definitivamente no conocen el miedo al fracaso, enfocando en el interior su autovaloración, observan objetivamente los acontecimientos externos sin dejarse condicionar.

En fin, la mayor motivación posible es el deseo de crecer espiritualmente, alcanzando nieles elevados y saludable de autoconsciencia.