Saltar al contenido

El Kybalion – Los tres iniciados

Kybalion - Tres iniciados

El objetivo de este libro no tiene como propósito la enunciación de una filosofía o doctrina especial, sino brindar luz al estudioso de la verdad para que le sirven de base para conciliar los muchos temas de los conocimientos ocultos que puede ya haber obtenido, aunque, superficialmente, aparentar ser contradictorios y paradójicos. El objetivo de El kybalion – Los tres Iniciados no es formar o crear un nuevo tipo de sabiduría, sino en brindar al investigar de la verdad una clave maestra para abrir muchas puertas internas que nos llevan al Templo del misterio.

Resumen El Kybalion

No cabe la menor duda que El Kybalion es uno de los textos más apreciados en la colección de Cerebroteca (Por no decir  el más apreciado). En este texto filosófico encontraremos las siete leyes herméticas, conoceremos una visión de Dios de una forma diferente; por lo que debes de leer este libro sin estar atado a dogmas.

LA FILOSOFIA HERMETICA 

Egipto fue la cuna de la Sabiduría Secreta y de las doctrinas místicas, allí vivieron los Grandes Maestros de la Gran Logia de las Fraternidades Místicas, entre los cuales se destaco el Gran Hermes.

Este hombre fue el padre de la sabiduría, el fundador de la astrología y el descubridor de la alquimia mental. Los historiadores lo consideran contemporáneo de Abraham, el cual, se dice, haya sido influenciado en gran parte por el pensamiento hermético.

Los egipcios, después de la muerte de Hermes, decidieron convertirlo en la divinidad Thoth, identificado como la fuente de la sabiduría.

Las enseñanzas herméticas se encuentran a la base de todas las religiones, sin identificarse con algunas en particular, ya que fue voluntad de los antiguos maestros evitar que la doctrina secreta se dogmatizara en un credo especifico.

La Filosofía hermética es la madre de todas las enseñanzas ocultas, y esta basada en el dominio de las fuerzas mentales, así como lo explican sus principios alquímicos.

LOS SIETE PRINCIPIOS HERMETICOS 

LOS SIETE PRINCIPIOS HERMETICOS 

  1. Principio de mentalismo.

    “El TODO es mente; el universo es mental”. Toda la realidad sustancial del fenoménico, es decir, de la realidad material que nos rodea, es espíritu, considerado come una mente infinita, universal y viviente. Ese espíritu es, por naturaleza, inteligible, es decir, comprensible solo mediante la percepción mental, así es incognoscible e indefinible. Todo el mundo que nos rodea es una emanación mental del TODO, en el cual vivimos y tenemos nuestro ser.

  2. Principio de correspondencia.

    “Como es arriba es abajo; como es arriba es abajo”. Siempre existe una cierta correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los estados del ser y de la vida. Este principio es la clave para resolver las aparentes paradojas de la naturaleza, ya que, en ella, hay muchos planos y la aplicación de este principio nos los hace comprensibles.

  3. Principio de vibración.

    “Nada es inmóvil; todo se mueve; todo vibra”. Todas las diferencias entre los estados de la materia y del espíritu, son el resultado de estados vibratorios. Todo emite una vibración y, cuanto mas alta esa sea, mas elevada será la posición del espíritu que la esta emitiendo. Un estudiante hermético debe aprender a controlar su vibración, así como la de los demás si quiere influir en ellos.

  4. Principio de polaridad.

    “Todo tiene dos polos”. Todos los opuestos son diferentes grados de la misma realidad.

  5. Principio del ritmo.

    “Todo fluye y refluye”. La ley de ida y vuelta rige para todo el Universo, eso implica que todo se mueve en forma circular o cíclica, en un mecanismo de progreso y decadencia. Es un principio universal aplicable a la mente humana, cuando es se polariza hasta un cierto grado, dependiente del dominio de dicho principio.

  6. Principio de causa y efecto.

    “Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa”. Ningún plano de la realidad se escapa a esta Ley, aunque los hermetistas, trascendiendo el plano ordinario, se convierten en causas en vez de efectos.

  7. Principio de generación.

    “La generación existe por doquier; se manifiesta en todos los planos”. El principio creador implica la acción permanente de los principios masculino y femenino, ya que, sin ellos, no sería posible ninguna creación. En los planos superiores toma formas mas elevadas, obrando siempre para generar, regenerar y crear.

LA TRASMUTACION MENTAL

“La verdadera trasmutación hermética es una practica, un método, un arte mental” 

El significado de la palabra trasmutar es cambiar de naturaleza, cuando la sustancia y la forma originales se convierten en otra cosa. Así que, cuando hablamos de trasmutación mental, nos referimos a cambiar los estados mentales de otros, por ejemplo, de inconsciente a despierto. En fin, se puede decir que es una practica especial de psicología mística, rama en la cual los egipcios eran sumamente expertos.

La única realidad detrás del fenoménico es una creación mental del Todo. La trasmutación trasforma condiciones y estados mentales en otros, no solo en la singular persona, sino que también en multitudes.

LA TRASMUTACION MENTAL

Quien domina esta practica se puede dar fácilmente cuenta de cuanto la mayoría de las personas son vulnerables, ya que sus mentes pueden ser moldeadas a voluntad.

El principio de mentalismo esta a la base de la filosofía hermética, según la practica de la trasmutación mental.

EL TODO

“Mas allá del Kosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la realidad sustancial, la Verdad Fundamental” 

La sustancia es todo lo que yace oculto bajo el fenoménico, es decir su esencialidad, mientras que la realidad es un estado permanente y fijo.

Nada es realmente, ya que todo es sometido a una fuerza cíclica de progreso y decadencia, en una acción continua siempre seguida por su reacción correspondiente. La razón de este continuo devenir es la manifestación de la realidad sustancial encerrada en las manifestaciones externas.

Los herméticos denominan esta fuerza como el TODO, cuyo termino no es mas que una convención lingüística. Así que, la naturaleza del Todo es incognoscible, ya que solo el TODO mismo puede comprender su propia naturaleza y su propio ser.

En un ámbito metafísico, los herméticos persiguen la realización intuitiva respeto a la existencia del TODO y de la relación entre este y uno mismo, ya que es típico de las religiones atribuirle características y cualidades a un concepto.

Por esta misma razón, es típico de la filosofía expresar con palabras lo cognoscible, mientras que, en la metafísica, por su misma definición, indaga lo ontológico, lo que se percibe con la mente y que no se puede explicar con palabras.

En fin, los herméticos consideran la especulación filosófica y religiosa como bases inseguras para la mente y el espíritu del hombre, ya que la primera se vuelve estrictamente gnóstica y la segunda, dogmática.

Sin embargo, la razón humana debe aceptar la existencia del TODO y ciertas verdades inherentes a el, al fin de comprender, siendo eso un asunto apropiado para la investigación.

  1. EL TODO debe ser lo que realmente es y nada puede existir fuera de el, ya que todo el Universo es una creación mental del TODO mismo.
  2. EL TODO debe ser infinito, ya que nada existente puede limitarlo o restringirlo. Es eterno y siempre ha existido y existirá por siempre, es infinito, en términos de espacio, ya que se encuentra en todas partes y no existe ningún sitio afuera de el. Es un poder absoluto ya que no esta sujeto a ningún poder, porque no existe otro poder que el suyo.
  3. EL TODO debe ser inmutable. No es sujeto a cambio en su naturaleza real, ya que nada existe que pueda obligarlo a cambiar, siguiendo este su propia ley. Si pensamos en todo lo que es finito y mutable como emanación misma del TODO, nos damos cuenta que el mundo fenoménico no es nada en realidad, no posee características ontológicas, sino en los pequeños fragmentos esenciales derivados del TODO.

El TODO no es materia, ya que esta no puede manifestar vida o mentalidad, siendo esa la base puramente física de todas las formas. La materia es un efecto, el TODO la causa.

El TODO es mente infinita y viviente, puesto que la vida y la mente son superiores a la fuerza mecánica y a la materia, los iluminados lo llaman Espíritu. 

EL UNIVERSO MENTAL

“El universo es una creación mental sostenida en la mente del todo” 

La terminología Espíritu es solo una convención lingüística para expresar la condición de esencia real del TODO, o mente viviente infinita.

El Universo existe y debe proceder del TODO, es decir, debe ser una creación del mismo.

Utilizando el principio de correspondencia, podemos sostener que el Universo es una creación mental, ya que el TODO, al crear en esta forma, no se reproduce a si mismo, pero su espíritu compenetra la creación mental. Es decir, el TODO crea el Universo mentalmente, de la misma manera mediante la cual el hombre crea imágenes mentales.

Hablamos, en este caso, de inmanencia, en donde la actividad creativa de hombre solo es diferente en grado respeto a la del TODO.

Todas las veces que algo es creado, sin importar el grado, el principio de generación se manifiesta en todos los planos de la vida, también en los mas altos referibles al TODO. Cuando el TODO se manifiesta mediante el acto de creación, actúa de acuerdo con la ley y el principio generativo mismo, comprendiendo el aspecto femenino y masculino. El TODO es uno y los dos aspectos no son mas que fases de su manifestación.

EL UNIVERSO MENTAL

Podemos llamar el principio femenino Naturaleza y el masculino como Padre, en los cuales el TODO proyecta su voluntad.

De todo esto, deducimos que la muerte no es real, por lo meno la imagen mental que tenemos de esta, morir es nacer en una vida nueva en la cual seguiremos ascendiendo a planos de vida mas y mas elevados.

LA PARADOJA DIVINA

“El verdadero sabio, conociendo la naturaleza del Universo, emplea la Ley contra las leyes. Las superiores contra las inferiores, y por medio de la alquimia trasmuta lo que no es deseable, en lo valioso y de esta manera triunfa” 

Según el principio de polaridad si el Universo no es, sin embargo, es. Existen dos polos de verdad, lo absoluto y el relativo y la ley de paradoja es un aspecto de este principio.

Así que el Universo es una ilusión si se compara con el TODO en sí mismo, sin embargo, es real, ya que nos movemos en el. Este concepto en particular se encuentra en todas las religiones, las filosofías y los sistemas teológicos.

También los herméticos afirman la insubstancialidad del Universo, ya que de un punto de vista absoluto nada es real, y el Universo mismo es mudable, sujeto al tiempo y al espacio.

El aspecto relativo de la cuestión parte de la base que las verdades relativas son las que la razón del hombre comprende. Así que, para nuestra mente finita el Universo es ciertamente real, ya que no somos el TODO, solo participamos de su inmanencia.

buda

Considerando nuestras creaciones, o imágenes mentales, como mente finita, pensamos en el grado de realidad de las imágenes en la mente infinita del TODO. Las cosas finitas son de naturaleza ilusoria y no se desvanecerá la visión, hasta que el TODO nos absorba finalmente dentro de el. Asa que, no necesitamos basarnos en la ilusión de lo fenoménico, sabiendo que la materia, en si misma, no es mas que un agregado de partículas de fuerza, las cuales vibran rápidamente girando en forma circular. Podemos dominar la materia, conociendo sus fenómenos, aplicándole las fuerzas superiores, negando rotundamente su dominio sobre nosotros, sin ignorarla en su aspecto relativo, ya que vivimos en este plano.

Nadie puede escapar a la Ley natural, solo el TODO, ya que este es la Ley misma, de la cual todas las demás surgen. Si el TODO quiere que estas leyes sean las que rigen, no pueden ser trasgredidas, ya que, mientras subsista el Universo, también permanecerán sus leyes, siendo estas la trama en la cual el Universo se apoya.

El mismo principio de Mentalismo, no cambia la ciencia del Universo, de la vida y de la evolución, ya que la ciencia confirma de cierta manera las enseñanzas herméticas, cuando sostiene que el Universo es energía. Así que, la formulación científica, parece recordar la filosofía de Heráclito, según el cual el Kosmos es en constante y perpetuo devenir, identificando esta energía con la mente del TODO, según la expresión griega “panta rei”, todo fluye.

De acuerdo con el principio de mentalismo, el dominio, tanto de la materia física, cuanto de la mente, consiste en emplear las fuerzas superiores contra las inferiores, trasmutando la vivencia en el plano inferior mediante la elevación en los planos superiores.

Asa que, no podemos negar la existencia del Universo, sino que debemos trascender, viviendo, todo lo posible, nuestras mas elevadas ideas e ideales.

Los sabios herméticos nos enseñan que debemos vivir en el mejor modo posible, ascendiendo en nuestro camino.

EL TODO EN TODO

“Si bien es cierto que todo esta en el TODO, no lo es menos que el TODO esta en todas las cosas. El que comprende esto debidamente, ha adquirido un gran conocimiento” 

Utilizamos el principio de paradoja para conciliar esta afirmación. El TODO es inminente e inherente al Universo, así como en toda parte y partícula, contenidas en el interior de este ultimo.

Según el principio de correspondencia, cuando una persona crea una obra de arte, por ejemplo, o un personaje teatral, ellos existen en la mente de su creador. Así mismo, el creador existe en cada una de sus creaciones, dándole su vitalidad, su espíritu y su acción. El creador así es inmanente en la creación de su propia imagen mental, hablamos de la inmanente mente del pensador.

Ahora, por la ley de paradoja, las creaciones representan los poderes mentales de su creador y, al mismo tiempo, tienen identidad propia.

Así que, siendo lo fenoménico la directa emanación, o creación mental, del TODO, este es inmanente a la creación y a todas las partículas que la componen.

Las creaciones mentales humanas, de mente finita, y del TODO, o mente viviente infinita, se separan solo por una cuestión de grado.

Cuanto mas la persona realice el concepto de inmanencia, tanto más se elevará en la escala de la vida, lo que significa desarrollo espiritual, entendido como realización y manifestación del Espíritu interno subyacente a todas las cosas.

Toda la creación es fruto de un estado de meditación, o contemplación del TODO, en una constante tensión oscilatoria y evolutiva, hasta su reabsorción en el TODO mismo. Cuando el TODO retira su atención del Universo, es decir, cuando su obra se habrá terminado, todas las cosas regresaran a el. A pesar de esto, el Espíritu inmanente en cada alma no queda aniquilado, sino que se expande infinitamente, volviéndose uno con el creador y el creado. Para los herméticos esta es la voz de la iluminación.

Para lo que concierne la evolución ultima del hombre, o sea, su evolución espiritual, el hombre esta destinado a no manifestarse mas en el plano material de la existencia, retirándose cada vez mas hacia su espíritu interno, llamado Ego Divino.

Ego Divino

Si queremos sondear los motivos que empujaron al TODO a crear el Universo, podemos suponer que en este existiera un cierto instinto creador, seguido de una voluntad y un deseo infinitos. Así que el TODO no podría obrar si no quisiera hacerlo y no lo desearía si no obtuviera de ello cierta satisfacción.  Cuando la voluntad misma se convierte en una causa, el principio se pone en movimiento, así que las razones de crear del TODO se encuentran en su dimensión ontológica, es decir en su intimo ser secreto.

LOS PLANOS DE CORRESPONDENCIA

“Como es arriba es abajo; como es abajo es arriba” 

Existe una armonía en la concordancia de los diversos planos de manifestación. El Universo se divide en tres grandes clases de fenómenos, llamados los tres Grandes Planos: plano físico, plano mental y plano espiritual. Los tres planos son grandes grupos de grados de vida en su manifestación.

Un Plano es un estado sujeto a un grado dimensional, donde una dimensión es una medida en línea recta. Ahora, hablando en sentido figurado, existe una dimensión de las cosas creadas, definidas por los ocultistas como Cuarta Dimensión. Esta ultima, puede también ser denominada Vibración y, cuanto mas elevado es el grado de vibración, mas alto es el plano.

Cada Gran Plano, se divide en siete subplanos, cada uno de los cuales vuelve a dividirse en otros siete. Examinémoslos mas a fondo.

EL GRAN PLANO FISICO

  1. MATERIA A. Comprende las formas materiales y solidas.
  2. MATERIA B. Comprende los fenómenos físicos de la materia radiante.
  3. MATERIA C. Formas de materia mas sutil y tenue.
  4. SUSTANCIA ETEREA. Comprende el éter, sustancia de tenuidad extrema que impregna todo el espacio universal y es el medio de transmisión de toda clase de ondas de energía.
  5. ENERGIA A. Formas de energías como calor, luz etc.
  6. ENERGIA B. Fuerzas sutiles de la naturaleza, se manifiestan mediante fenómenos mentales.
  7. ENERGIA C. Formas de energías utilizable solo por los seres del Planeta Espiritual, son desconocidas por el hombre.

EL GRAN PLANO MENTAL

  1. MENTE MINERAL. Comprende el cuerpo de los minerales, en escaso grado e desarrollo
  2. MENTE ELEMENTAL A. Entidades invisibles al sentido del hombre, participan en el Drama del Universo.
  3. MENTE VEGETAL. Estados de las entidades del mundo vegetal, fenómenos mentales y vitales corrientes.
  4. MENTE ELEMENTAL B. Entidades invisibles que participan de la naturaleza del plano precedente y del siguiente.
  5. MENTE ANIMAL. Estados de las entidades que animan los cuerpos de los animales.
  6. MENTE ELEMENTAL C. Entidades invisibles que participan de la naturaleza de la vida animal y humana.
  7. MENTE HUMANA. Manifestaciones de la vida y mentalidad comunes a los hombres en sus diversos grados de desarrollo. En este caso el hombre ocupa el cuarto plano y solo los mas inteligentes han alcanzado la quinta división.

Los siete planos del Gran plano espiritual, cada uno de los cuales se divide en siete subplanos, comprenden seres superiores al hombre, la vida de los cuales trasciende mas allá del nivel de nuestra imaginación. La materia que forma sus cuerpos forma parte de un plano mas elevado respeto al nuestro, y algunos dicen que están envueltos en pura energía.

Estamos hablando de Ángeles o Semi Dioses, en cuyos planos inferiores se sitúan los Maestros y los Discípulos. Muchos de estos seres angelicales se interesan por la vida del hombre, ejerciendo su influencia libremente en la obra del progreso cósmico. Claramente, obedecen a la ley del TODO, aunque hayan sobrepuesto su conocimiento sobre el mundo en el que vivimos.

Todos los siete principios herméticos operan plenamente en todos los planos, ya que todos están en la mente del TODO.

VIBRACION

“Nada reposa; todo se mueve; todo vibra” 

El movimiento se manifiesta en todo el Universo, todo se mueve, vibra y circula.

Todas las diferencias entre las manifestaciones del poder universal se producen por el diferente grado de intensidad vibratoria. Así mismo, el TODO posee y manifiesta una constante vibración, tan intensa que parece estar en reposo.

Por traslado, los fenómenos de la mente se resumen en modos de vibración o movimiento. Cuando un objeto ha alcanzado su máximo grado de vibración, este se desintegra en minúsculas partes que pasaría al plano mental por ser, en fin, absorbido en el TODO o Espíritu Absoluto.

Cada pensamiento y emoción tiene su propia intensidad vibratoria, así que la persona puede polarizar su mente en el grado que desea, controlando su estado mental y lo de los demás.

POLARIDAD

“Todo es dual, todo tiene dos polos; todas las paradojas pueden conciliarse” 

La oposición de las cosas no es mas que una cuestión de grado, siendo dos extremos de un principio. Por ejemplo, el espíritu y la materia son dos polos de la misma cosa, donde la diferencia de grado solo se manifiesta en el grado de manifestación mental.

Igualmente, en el plano mental, el amor y el odio son considerados opuestos inconciliables, pero, aplicando el principio de polaridad, se ve que no existe un amor absoluto o un odio absoluto, diferentes uno del otro. Los dos no son mas que palabras identificativas de dos polos de la misma emoción.

Gracias a este principio, es posible la trasmutación mental extendida en la influenza sobre los estados mentales de los demás, producidos así, por inducción.

Las vibraciones interiores se pueden elevar a voluntad, convirtiendo la persona en dueño de sus pensamientos, no siendo mas esclavo de ellos.

RITMO

“Todo fluye y refluye, todo asciende y desciende; la oscilación pendular se manifiesta en todas las cosas; el Ritmo es la compensación” 

En todo se manifiesta una oscilación medida, entre dos polos de los planos físico, mental y espiritual. El principio del Ritmo esta estrechamente ligado con el de Polaridad, ya que el ritmo se manifiesta entre dos polos, establecidos por el mismo principio.

Siempre hay una oscilación, así como en el progreso y la decadencia, también el mismo principio rige los estados mentales del hombre. Por lo que concierne el TODO es lo mismo, ya que, a un proceso de emanación siempre inevitablemente corresponde un proceso de absorción.

Así que, la oscilación pendular es visible por doquiera. El principio del Ritmo tiene una aplicación universal, ya que en todo existe una oscilación rítmica entre un polo y otro.

Los herméticos se substraen a este principio, mediante la trasmutación, descubriendo dos polos de conciencia, siendo esa dividida en inferior y superior. Poniéndose uno en el plano superior, escapa a la oscilación pendular, ya que esta se produce solo en el plano inferior. Esta es la Ley de la Neutralización, quien la conoce tiene auto dominio y flexibilidad mental tales que, mediante su voluntad, se eleva sobre los demás, esclavos de sus emociones, por lo tanto, de la oscilación pendular.

Encontramos entonces otra ley, la Ley de Compensación, cuya función es la de equilibrar la oscilación. El plano mental también es sujeto a esta misma ley, ya que el hombre es capaz de ser tan feliz, cuanto deprimido. Asique, la capacidad de placer y dolor en cada individuo siempre esta equilibrada. En un sentido mas amplio, donde se considera la cadena de vidas como continua, la oscilación se mueve equilibrando las reencarnaciones.

CAUSALIDAD

“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo ocurre de acuerdo con la Ley. Azar no es mas que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero ninguno se escapa a la ley” 

Según este principio, la casualidad no existe, cuando percibimos algo como casual, significa que no entendemos la causa que lo produce, ya que el fenómeno de causa efecto es continuo y se aplica a nivel universal.

Así que, el principio de causa efecto es inmanente, por ende, la casualidad no existe porque seria algo que obraría afuera de la ley y no podemos imaginar nada que actúe afuera del TODO, porque este, en si mismo, es la ley.

Toda ocurrencia tiene su causa, o una serie de causantes sin los cuales dicho fenómeno no existiría. Lo mismo sucede en el plano mental, donde el libre albedrio y el determinismo no son mas que dos polos de la misma verdad. Es decir, el hombre puede ser libre y limitado por la necesidad a la vez, dependiendo del grado de verdad del asunto.

Los hombres, normalmente, son esclavos de sus preconceptos, heredados de su cultura y de su medio ambiente y no manifiestan un mínimo de auto dominio, tampoco la voluntad para alcanzarlo.

Diferente es el caso de los Maestros, los cuales se ponen en el plano superior de la consciencia, dominan la materia y polarizan su estado mental, liberándose de la causalidad y, convirtiéndose ellos mismos en la causa y no en el efecto.

El hombre evolucionara solo cuando alcance aquel estado interior que lo empujara a encontrar refugio en la Ley misma, o TODO, evadiendo por completo las leyes fenoménicas, siendo en un plan de consciencia superior.  

GENERO

“El genero esta en todo, todo tiene su principio masculino y femenino; el genero se manifiesta en todos los planos” 

El genero y el sexo no son la misma cosa, ya que el primero implica la actividad de producir, por ende, goza de un significado mas amplio respeto al termino sexo, ya que este se refiere únicamente a la distinción física entre seres.

El sexo es una manifestación del genero en un cierto plano del Gran Plano Físico, o sea, el de la vida orgánica.

Una manifestación de este principio la encontramos en los corpúsculos que forman a los átomos, el cual es generado a partir de la unión de iones y electrones sujetos al principio de genero, porque, con su unión, producen un nuevo elemento.

El principio femenino siempre es el que ejecuta todo el trabajo, en cualquier plano, pero cualquier principio es ineficaz sin la complementación del otro polo.

Observando lo que nos rodea, nos daremos cuenta que el principio de genero obra constantemente, sea en el campo de la materia, sea en el campo de la energía.

EL GENERO MENTAL

La realidad dual de la mente humana, conocida como mente objetiva y mente subjetiva, existe en cada individuo. Muchos se refieren a consciente y subconsciente, de toda manera, lo que queda es el principio básico de fondo.

Así que, el principio masculino de la mente se identifica con la mente objetiva, mientras que el femenino se refiere a la mente subjetiva o subconsciente.

Los Maestros herméticos, para explicar este punto, le piden al adepto de poner atención al ego interior que cada uno de nosotros posee. Después de un examen cuidadoso, se deduce que existen un yo soy y un mi. El primero refleja la conciencia interna, mientras el segundo corresponde a la imagen mental que uno tiene de si mismo, todo lo cual conforma su personalidad.

El mi del hombre esta compuesto principalmente de un estado de conciencia limitada a su naturaleza corporal, muchos solo llegan hasta allí y se quedan.

Conforme a un examen mas profundo, quien puede desprenderse del mi, puede pensar que su cuerpo es algo que pertenece a su propia parte mental.

Mediante la trasmutación, los estados mentales pueden cambiar según la propia voluntad de la persona, sin embargo, sigue existiendo esta parte de “mi”. Después de un tiempo de practica, el adepto podrá ya no sentirse esclavo de sus emociones o de su pasado, a través de la concentración mental y del poder de análisis.

De esta forma, la consciencia proyectará la energía de yo al mi, donde el yo representa el aspecto del Ser y el mi representa el aspecto de devenir.

En fin, el principio de genero aplicado al plano mental conlleva la verdad encerrada en todo lo fenoménico de influencia mental.

La tendencia del principio femenino siempre es la que recibe impresione, mientras que su opuesto expresa dichas impresiones. Así, la función del principio femenino e la de generar nuevos pensamientos, conceptos, ideas y nuevas figuras mentales, mientras el masculino representa la voluntad objetiva en el acto de querer en sus varias fases.

La mayoría de las personas casi no usa el principio masculino, contentándose de vivir superficialmente, siendo esclavos de sus propias emocione e impresiones, dejándose influenciar por pensamientos que provienen del yo de otras personas.

Considerando los fenómenos telepáticos, resulta evidente que la vibración del principio masculino de uno se proyecta hacia el principio femenino de otra persona, desarrollando y madurando, esta ultima, dicho pensamiento.

Lo normal seria que en una persona ambos principios colaboraran en armonía entre ellos, desafortunadamente la inercia mental de hoy en dia no permite esta condición, la cual seria mas que natural.

Los hombres polarizados en su yo conservan autodominio y pueden obligar a las masas para que esas actúen conforme a su voluntad.

AXIOMAS HERMETICOS

“La posesión del conocimiento, si no va acompañada por una manifestación y expresión en la practica y en la obra, es lo mismo que enterrar metales preciosos: una cosa vana e inútil. El conocimiento, lo mismo que la fortuna, deben emplearse. La Ley del uso es universal, y el que la viola sufre por haberse puesto en conflicto con las fuerzas naturales” 

Veamos como poner en practica los axiomas herméticos, para que se conviertan en una posesión propia de cada quien.

  • “Para cambiar vuestra característica o estado mental, cambiad vuestra dirección”. Las vibraciones mentales se pueden cambiar mediante la voluntad individual, fijando la atención sobre el estado deseado.
  • “Para destruir un grado de vibración no deseable, póngase en operación el principio de polaridad, y concéntrese la atención en el polo opuesto al que desea suprimir”. La polaridad puede ser invertida solo mediante la trasmutación mental, ya que, para matar una cualidad negativa, se necesita concentrarse solo en el polo positivo de esta cualidad. Cambiando la polaridad se dominan los estados mentales, construyendo el carácter.
  • “Nada escapa al principio de causa y efecto, pero hay muchos planos de la causalidad y uno no puede emplear las leyes del plano superior para dominar a las del inferior”. El hermético, elevándose a un plano superior, se convierte en causa en lugar de efecto. Los herméticos buscan un plan de acción mental superior a los de los demás, dominando sus propias cualidades y sobreponiéndolas a su ambiente ordinario. Esas personas viven con consciencia, en lugar de dejarse guiar por impresiones, emociones o voluntades externas a ellos mismos. Emplean el principio de causa y efecto en lugar de dejarse dominar por este.

Según dice el kybalion:

“El sabio sirve en lo superior, pero rige en lo inferior. Obedece a las leyes que están por encima de el, pero en su propio plano y en las que están por debajo de el, rige y ordena. El sabio se sumerge en la Ley y, comprendiendo sus movimientos, opera en ella en vez de ser su ciego esclavo. Aquel que esto comprenda va en el buen camino que conduce a la Maestría”.

  • La verdadera trasmutación hermética es un arte mental”. La mente puede dominar el ambiente externo, así que, siendo el Universo totalmente mental, puede ser dominado solo mediante la mentalidad. La trasmutación mental es el mayor poder que puede influir en lo fenoménico. El universo es, en efecto, substancial en su mentalidad y, si se puede comprender esta importante verdad, se puede deducir también que todo los que llamamos milagros ya no sarán algo oscuro e incomprensible. Si aplicamos a esto el principio de causa y efecto, sabremos de por cierto que la causalidad o el azar no existen en la mente del TODO, ya que cada fenómeno es el efecto de determinadas causas, aunque esas no fueran comprensibles en el plano mental del hombre.

Asa que, para concluir, practiquen esos axiomas y alcanzaran la doctrina que ilumina la humanidad desde el alba de la civilización.