Saltar al contenido

Los secretos de la mente millonaria

Los Secreteos de la Mente Millonaria - T. Harv Eker

Los secretos de la mente millonaria: Todos poseemos una idea sobre el dinero arraigado en nuestro subconsciente, aunque sepas todo sobre marketing, negociaciones, finanzas generales; si tu mente no está programado para el éxito financiero nunca llegarás a tener mucho dinero. Este libro te mostrará las sencillas instrucciones para programar en tu mente un nuevo tu patrón del dinero el cual te llevará al éxito económico de una forma natural y automática.

Resumen Los secretos de la mente millonaria

Si lo que buscas es una lectura rápida del libro Los secretos de la mente millonaria de T. Harv Eker, te recomendamos disfrutar del siguiente resumen creado por el equipo de Cerebroteca.com

PRIMERA PARTE 

TU PATRON DEL DINERO

Existen leyes internas y externas por lo que concierne el dinero. En este amplio sentido, las segundas son las técnicas empresariales, la administración financiera y las estrategias de inversión. Las primeras son todavía más importantes, ya que tu carácter, tu forma de pensar y tus creencias constituyen una parte fundamental de lo que determina tu nivel prosperidad.

La mayor parte de las personas no poseen la capacidad interna para crear y conservar grandes sumas de dinero, ni para afrontar todos los retos consecuentes al tener más dinero y más éxito.

En el caso de los millonarios que se han hecho a sí mismos, cuando pierden su dinero lo recuperan fácilmente en poco tiempo, porque jamás perderán el ingrediente más importante para el éxito: su mente millonaria.

La mayoría de las personas no alcanza su pleno potencial, así simplemente no son prosperas por una sencilla razón: están inconscientes, trabajan y piensan a un nivel superficial de la vida, limitándose estrictamente al mundo visible.

Se les denomina frutos a los resultados de la vida: las raíces son las que lo crean. Si quieres cambiar los frutos, tendrás que modificar primero las raíces, así que, si quieres cambiar lo visible, antes deberás transformar lo invisible.

Principio de riqueza: el dinero es el resultado, la riqueza es un resultado, así que vivimos en un mundo gobernado para el patrón causa-efecto.

Cada quien dispone de un patrón subconsciente del éxito, lo cual determina tu destino económico.

Formula del proceso de manifestación relativa al patrón del dinero.

Los pensamientos llevan a sentimientos.

Los sentimientos llevan a acciones.

Las acciones llevan a resultados.

El aprendizaje financiero comienza desde la infancia: a cada niño se le enseña como pensar acerca del dinero y cómo actuar en relación con él. Estas enseñanzas se convierten en condicionamiento, lo cual se transforma en reacciones automáticas que te dirigen por el resto de tu vida.

Así que los pensamientos proceden de los archivos de información grabados en tu mente pasada. Cambiando tu programación mental das el primer paso hacia el cambio de tus resultados.

Programación verbal: lo que oías de niño.

Modelos de referencia: principalmente los hábitos financieros de la familia.

Incidentes concretos: fallos en el manejo empresariales.

Pasos para el cambio.

Consciencia: reconocer el error mental.

Comprensión: reconocer el origen externa de tu forma de pensar.

Disociación: decidir conservar o desprenderte de ella.

Declaración: afirmación de valores y objetivos.

Reacondicionamiento: entrenar el cerebro para que responda de forma productiva en términos de éxito.

Si tu motivación para adquirir dinero o éxito procede de una raíz no productiva, como el miedo, la rabia o la necesidad de demonstrar a otros lo que vales, el dinero nuca te hará feliz.

Las cantidades no son relevantes, lo que importa es si estas alcanzando tu potencial económico.

Lo bien o lo mal que vayan tus negocios es una consecuencia directa de tu patrón de dinero, ya que siempre lo validaras según la ley subconsciente de la mente y el dinero.

El patrón de cada quien es como un termostato: el único modo de cambiar tu nivel de prosperidad económica de forma permanente, es reprogramar tu mente.

Ser consciente es observar tus pensamientos y tus acciones de modo que en el momento actual puedas vivir eligiendo verdaderamente, en lugar de ser dirigido por programaciones del pasado.

Libérate de cualquier creencia o forma de ser que no contribuya a tu riqueza y sustitúyela por una que si lo haga.

 

SEGUNDA PARTE

LOS ARCHIVOS DE LA RIQUEZA

La mente funciona como un gran armario archivador: cada información es etiquetada y archivadas en carpetas, para que resulte fácil recuperar al fin de ayudarte a sobrevivir. Ante cualquier situación nueva a la que tengas que enfrentarte, acudirás a los archivos de tu mente para determinar cómo actuar.

LOS ARCHIVOS DE LA RIQUEZA

A veces la elección correcta no es la exitosa: si en tu armario solo tienes archivos que no contribuyen al éxito económico, esas serán las únicas elecciones que podrás realizar, produciendo fracaso y mediocridad financiera.

Puedes adoptar las actitudes que contribuirán a tu felicidad y a tu prosperidad en lugar de no caer en actitudes que no ayudan a ello.

Al final de cada sección encontraras una declaración y un movimiento físico con el cual anclarla a tu cuerpo, también acciones que te ayudaran a adoptar nuevos archivos mentales de riqueza.

Archivo de riqueza #1.

Tu eres quien crea tu prosperidad, así como creas mediocridad y apuros en torno al dinero y al éxito.

Es característico de la gente pobre hacer el papel de víctima, consiguiendo aún más pobreza, porque creen que esta actitud le aporta algo.

Pista #1 de la víctima: la culpa.

La mayoría de las víctimas son profesionales en el juego de la culpa, lo cual consiste en cuantas personas o circunstancias pueden señalar sin mirarse nuca a sí mismos, convirtiendo en blancos fáciles sus seres más cercanos.

Pista #2 de la víctima: las justificaciones.

Justica o racionaliza su situación con frases como: “el dinero no es importante”. Cuando alguien piensa de esta forma, nunca tendrá dinero.

La gente rica comprende la importancia del dinero y el lugar que este ocupa en nuestra sociedad, mientras los pobres tratan de validar su ineptitud financiera empleando comparaciones irrelevantes.

El dinero es extremadamente importante en las áreas en las que funciona, y poco importante en las que no, ya que las cuentas no se pagan con amor.

Pista #3 de la víctima: las quejas.

Cuando te estas quejando, te estas centrando en lo que va mal y, dado que aquello en lo que te centras se expande, seguirás obteniendo más de lo que va mal.

Ley de la atracción: lo semejante atrae a lo semejante. Cuando te quejas atraes más desgracia a tu vida.

Es crucial asegurarse de no ponerse en proximidad de personas quejicas, porque la energía negativa es infecciosa.

En los próximos siete días te desafío a no quejarte de nada en absoluto: transformaras tu vida. El mayor secreto que te voy a contar es que no existe ninguna víctima rica.

Cada vez que te culpas, te justificas o te quejas recuerda que estas degollándote, económicamente hablando.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Paliar los hábitos destructivos.
  2. Haz un informe cada día, anotando algo que haya ido bien y algo malo: el ejercicio te mantendrá responsable de tu vida y consciente de las estrategias para el futuro.

Declaración: “yo creo el nivel exacto de mi prosperidad económica”

Tócate la cabeza y di: “Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #2

Los pobres juegan a la defensiva en lugar de la ofensiva: su principal ocupación es la supervivencia y la seguridad, en lugar de crear riqueza y abundancia.

La meta de la gente rica es tener montones de dinero, mientras los pobres aspiran a tener lo suficiente para cancelar cuentas pendientes a tiempo.

La gente de clase media se enfoca en la comodidad, lo que es muy diferente a ser rico.

Una de las mejores cosas de ser rico es, cuando vas a un restaurante, no mirar los precios de la carta: si tu meta es estar cómodo, jamás te harás rico, pero, si tu meta es ser rico, lo más probable es que termines siendo inmensamente cómodo.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Anota dos objetivos económicos que demuestren tu intención de crear abundancia, escribe tus metas: ingresos anuales, fortuna neta.
  2. Ve a un restaurante de categoría y pide una comida sin preguntar cuánto cuesta.

Declaración: “Mi meta es convertirme en millonario y más”

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #3

La mayoría de la gente en realidad no quiere ser rica, porque tiene en su subconsciente un montón de archivos de riqueza negativos, los cuales le dicen que hay algo malo en ser rico.

La razón número uno por la cual las personas no obtienen lo que quieren, es que realmente no saben lo que quiere.

La gente rica es totalmente franca en cuanto a decir que quiere riqueza, son firme en su deseo y comprometidos. Harán lo que haga falta para tener éxito y dinero.

Existen tres niveles de lo que se denomina querer.

  1. Querer ser rico se convierte en algo habitual y conduce únicamente a sí mismo, creando un circulo perfecto que no va a ningún lado. Millones de personas quieren ser ricas, pero relativamente pocas lo son.
  2. Elegir ser rico, constituye una energía muy fuerte y va a la par con ser responsable de crear tu realidad.
  3. Comprometerse a ser rico, implica dedicarse sin reservas, hacer lo que haga falta durante el tiempo que haga falta. Si no estás completa, total y verdaderamente comprometido a crear riqueza, lo más probable es que nunca lo consigas.

Una vez que te comprometes, el universo te prestara su ayuda, te guiara y te apoyara.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Escribe un párrafo explicando porque es importante para ti crear riqueza
  2. Queda con un amigo o un socio que esté dispuesto a apoyarte creyendo en ti. Compara como te sientes después de tu compromiso: si experimentas una sensación de libertad, estas en el camino correcto.

Declaración: “Me comprometo a ser rico”

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.  

Archivo de riqueza #4.

La ley de ingresos dice: se te pagara en proporción directa al valor de que tu des, según el mercado.

Cuatro factores determinan tu valor en el mercado: oferta, demanda, calidad y cantidad.

No es lo mismo tener centenares de seguidores comparado con llenar un estadio, este proceso de denomina mercadotecnia en cadena.

Muchos eligen jugar a ser pequeños por miedo: les asusta el fracaso y el éxito le da más miedo aún. Se sienten indignos, o sea no bastante buenos o importantes para ejercer una cierta influencia en la vida de otras personas.

Hacerte rico debe implicar un valor añadido a la vida de otras personas: debes relucir tus talentos naturales, compartiéndolos con los demás. Debes compartir tu valía y tus dones con más gente posible, así alcanzaras el éxito.

Debes decidirte a pensar en grande y ayudar a cantidades enormes de personas: te volverás más rico no solo en termino de dinero, sino a nivel mental, emocional y espiritual.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Anotas lo que creas son tus talentos naturales. Escribe también como y donde puedes utilizar mayor cantidad de estos dones en tu vida, especialmente en lo laboral.
  2. Anota como puedes solucionar problemas a diez veces más personas de las que ahora abarcas en tu empleo o negocio.

Declaración: “Pienso en grande. Elijo ayudar a miles y miles de personas”

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #5.

Los ricos ven crecimiento potencial, los pobres ven perdida potencial. Los ricos se centran en las recompensas, los pobres en los riesgos.

Hablamos de perspectiva habitual sobre el mundo: la gente pobre toma decisiones basándose en el miedo, analizando lo que podría ir mal de cualquier situación. La gente de clase media es generalmente más optimista: esperan que sus estrategias financieras funcionen. Los ricos confían en tener éxito: en caso de que las circunstancias se vuelvan desfavorables, encontraran el modo de revertir la situación.

Para los ricos, cuanto más grande es la recompensa, mayor es el riesgo y están dispuestos a arriesgarse, confiando en que recuperaran su dinero.

Puesto que los pobres se centran en lo que no quieren, o sea en los obstáculos que hay en todo, estos últimos abundan para ellos y manejarlos es su mayor problema.

Aquello en lo que te enfocas, determina lo que te encuentras en la vida: céntrate en los obstáculos y eso será lo que obtendrás.

Mantén la mirada en tu meta, sigue avanzando hacia el objetivo, poniendo tu tiempo y energía en crear lo que quieres. No bases tu vida en la resolución de problemas: si quieres hacerte rico, céntrate en ganar, en conservar e invertir bien tu dinero.

Para elegir una actividad debes entrar en lo que llamo el ruedo: introducirte en el campo en el que quieras estar en el futuro, en calidad de lo que sea, para empezar. El mejor método para aprender acerca de un negocio, es verlo desde adentro: una vez en el ruedo comercial comenzaran a abrirse nuevas oportunidades.

La gente rica se pone en marcha, los pobres no confían en sí mismos y en sus capacidades, por eso se estancan.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Entra en el juego, comienza ahora desde donde te encuentras y con lo que tengas, para aprender desde adentro como funciona todo.
  2. Practica el optimismo realista: reformula como una oportunidad cualquier cosa que alguien diga que es un problema o un obstáculo.
  3. Céntrate en lo que tienes y no en lo que no tienes: si no aprecias lo que tienes, nunca obtendrás más.

Declaraciones: “Me centro en las oportunidades por encima de los obstáculos”.

“Me preparo, disparo, apunto”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #6.

Debes tener presente que si tienes una mala visión de la gente rica jamás podrás ser rico, ya que uno no puede ser algo que desprecia profundamente.

Mucha gente en los barrios pobres desprecia a los ricos, creyendo que estos los hacen pobres perpetúan su condición a través del victimismo.

De todos los atributos necesarios para hacerse rico, la confianza de los demás en ti está en primer lugar. Para que miles de personas confíen en ti, debes demonstrar ser digno de dicha confianza siendo: trabajador, centrado, decidido, persistente y experto al menos en un área o un tema concreto.

Todas las personas ricas que conozco son agradables y generosas, es ignorancia pensar de otra manera.

Albergar resentimientos hacia los ricos es la forma más segura de permanecer en la ruina: practica el sentir admiración, amor y bendición para los exitosos porque, cuando te vuelvas rico, otras personas te admiraran, te bendecirán y te amaran en lugar de maldecirte con el mismo resentimiento que ahora tú puedes albergar hacia ellos.

La filosofía Huna predica la bendición hacia todo aquello que quieras, si te molesta lo que tiene otra gente, nunca lo tendrá por ti.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Practica la filosofía Huna.
  2. Escribe una carta breve a alguien que sepas que es sumamente prospero, diciéndole cuanto le admiras por sus logros.

Declaraciones: “Admiro a la gente rica”.

“Bendigo a la gente rica”.

“Amo a la gente rica”.

“Yo también voy a ser una de esas personas ricas”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #7.

Los que tienen éxito miran a otras personas como modelos de referencia, de los cuales aprender.

 

Las personas ricas agradecen que otros hayan tenido éxito antes que ellas, porque ahora tienen un patrón a seguir que les hará más fácil conseguir su propio éxito.

La manera más fácil y rápida de crear riqueza es imitar: si tu emprendes exactamente las mismas acciones, con la misma disposición mental, es muy probable que obtengas iguales resultados.

La energía es contagiosa, así que cuando los pobres oyen hablar de la prosperidad de otra persona, los juzgan, los critican, se burlan de ellos tratando de rebajarlos a su propio nivel.

Si tienes a tu lado una persona negativa, no puedes hacer nada para cambiarla: utiliza lo que has aprendido para mejorar tu vida, siendo tú mismo el modelo de referencia.

Quiero que enmarques la negatividad de otras personas como un recordatorio de lo que no debes ser: cuanto más negativos sean ellos, más recordatorios tendrás de lo poco atractiva que resulta esta forma de ser.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Lee una biografía de alguien extremadamente rico y próspero y utiliza su historia para inspirarte, para aprender estrategias de éxito completas y para copiar su disposición mental.
  2. Mézclate con gente rica en un entorno rico.
  3. Retírate de las situaciones negativas.
  4. Deja de ver televisión basura, manteniéndote alejado de las malas noticias.

Declaraciones: “Imito a la gente rica y prospera”.

“Me relaciono con gente rica y prospera”.

“Si ellos pueden, yo puedo”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #8.

Mi compañía, Peak Potencial Training, ofrece muchos programas distintos de autoayuda, con tarifas de inscripción y bonificaciones especiales.

Archivo de riqueza #8

A muchas personas les molestan las promociones, independientemente de cómo pueda beneficiarlas: sentir contrariedad ante una promoción es uno de los mayores obstáculos para el éxito.

Existen varias razones para esta inusual conducta. Veámoslas.

  1. Talvez te sentiste víctima de una venta agresiva, cuando las personas se promocionan a costa tuya y de forma inadecuada: reconoce que ya quedo en el pasado.
  2. Has vivido una experiencia desagradable al tratar de vender algo a alguien y ser totalmente rechazado por esta persona: es una proyección tuya al miedo y al fracaso.
  3. El problema puede proceder de tus padres: cuando se considera una mala acción ensalzar lo propio, en los negocios si no te valoras nadie lo hará.
  4. Síndrome del arrogante: personas que sienten que lo referente a promociones está por debajo de ellas.

Es vital promocionarse y los ricos son excelentes promotores: son expertos en envolver su valía de modo que resulte muy atractiva.

Robert Kiyosaki señala que toda empresa, incluso la editorial, depende de la venta: él es un autor de super ventas y no de super escritura.

Todos los grandes líderes son grandes promotores, ya que, intrínsecamente, deben tener seguidores o partidarios, lo que significa que deben ser experto en vender, inspirar y motivar a la gente, para que se haga participe de su visión.

La gente que tiene problemas con la promoción no cree del todo en su producto o en sí mismo, cuando deberían hacer que se entere de lo que se está ofreciendo el mayor número de personas posibles.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Determina un valor del 1 al 10 por el producto o servicio que estas ofreciendo ahora: si el valor se halla entre 7 y 10 y no estas ganando, haz las modificaciones oportunas para aumentar el valor del producto.
  2. Sigue cursos sobre mercadotecnia y venta.

Declaración: “Promociono mi valía con pasión y entusiasmo”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #9.

El camino que conduce a la riqueza no es nada fácil, por esto la gente no lo toma, porque no quiere complicaciones ni responsabilidades.

La gente rica y prospera es más grande que sus problemas, mientras los pobres harán lo posible para evitarlos.

El secreto del éxito no es tratar de evitar los problemas, tampoco acobardarte ante ellos. El secreto es crecer tu forma, que seas más grande que cualquier problema.

Si trabajas muchísimo en ti mismo, consideraras los problemas como incidentes normales, que puedes manejar con tranquilidad.

Cuanto más grandes serán los problemas que puedas resolver, mayor será el negocio que podrás manejar: cuanto mayor será la responsabilidad que puedas asumir, más empleados podrás dirigir. Cuantos más clientes tengas, más dinero podrás manejar y, de consecuencia, podrás administrar más riqueza.

El enfoque de la gente rica no se halla en el problema, sino en la meta: se orientan hacia las soluciones; emplean su tiempo y su energía en adoptar estrategias y planificar las respuestas a los desafíos que surjan; crean sistemas para asegurarse de que ese problema no se vuelva a producir.

La gente sin éxito está orientada hacia los problemas: gasta su tiempo quejándose, sin que se le ocurra algo creativo para resolver la situación.

Como conservar la riqueza.

Piensa que eres un contenedor: si tu contenedor de dinero es pequeño y tu dinero es grande, perderás tu fortuna. Debes crecer para ser un contenedor grande, para contener y atraer más riqueza.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Cuando te enfrentas a un gran problema, piensa que eres más grande que él.
  2. Describe por escrito un problema que estas teniendo en tu vida: enumera diez acciones concretas para resolver o mejorar la situación.

Declaraciones: “Yo soy más grande que cualquier problema”.

“Puedo manejar cualquier problema”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #10.

La razón número uno por la cual la gente no alcanza su potencial económico es que la mayoría de las personas son malas receptoras: son malas recibiendo porque se creen indignas.

Archivo de riqueza #10

Esta baja autoestima procede de nuestro condicionamiento infantil: todos crecimos con el elemento del castigo e nuestras vidas, así que nos domina el sentimiento de no poder estar continuamente a la altura de las expectativas de los demás.

La mente condicionada es una carpeta de archivos llena de programación pasada, significados inventados e historias de drama y desastre.

El sentimiento de falta de mérito no te impedirá hacerte rico: si tú dices que eres valioso, lo eres; si tú dices que no, no lo eres. De cualquier modo, vivirás dentro de tu propia historia, así que de ninguna forma te limites, nunca.

La segunda ridícula razón para creer de no merecer es la convicción de que es mejor dar que recibir: por cada uno que da, debe haber uno que recibe; por cada uno que recibe, debe haber uno que da. Si tú no estás dispuesto a recibir, estas negándole a quien quiere darte.

El dinero únicamente potenciara los rasgos de tu carácter: deberás practicar conscientemente recibir lo mejor que la vida pueda ofrecerte; ten una cuenta para caprichos considerando que te mereces lo mejor; se agradecido cada vez que recibas dinero.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Practica las actitudes para convertirte en un excelente receptor.
  2. Celebra con entusiasmo cualquier cosa recibas.
  3. Mímate, haz cosas que te permitan ser rico y merecedor.

Declaración: “Soy un excelente receptor. Estoy abierto y dispuesto a recibir enormes cantidades de dinero en mi vida”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #11.

No hay nada malo en obtener un sueldo fijo, a menos que interfiera en tu capacidad de ganar lo que mereces. El problema es que, generalmente, interfiere.

La gente pobre prefiere que se le pague un salario fijo por horas: necesitan la seguridad de que este entrando cada mes el mismo capital, todo esto a coste de la riqueza. Canjean su tiempo por dinero y, ya que disponemos de un tiempo limitado, les ponen techo a sus ingresos.

La gente rica prefiere que se le pague según los resultados que produce: trabajan por comisión o con un porcentaje de los ingresos. Generalmente las recompensas son proporcionales al riesgo.

El miedo que siente la gente a cobrar en función de los resultados, no es más que miedo a romper con sus viejos condicionamientos: quien se halla estancado en la rutina del sueldo fijo, tiene una programación pasada que les dice que esa es la forma normal de que a uno se le pague su trabajo.

Nunca te harás rico trabajando para otro por un salario convencional. Te animo a que trabajes para ti mismo, creando una situación que te permita cobrar según tus resultados.

Yo pienso que todo el mundo debería tener su propio negocio: la inmensa mayoría de los millonarios llegaron a hacerse ricos llevando su propio negocio; también es difícil hacerse ricos cuando el gobierno se lleva la mitad de tu sueldo en impuestos.

Si no sabes cómo comenzar te doy algunas sugerencias: hazte vendedor a comisión, únete a una compañía de mercadotecnia en red. Cambia tu situación de empleo por una de contrato: para una empresa es más fácil contratarte como asesor independiente y solo con lo que te ahorras en impuestos obtienes un gran beneficio.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Propón a tu empleador que te pague por resultados.
  2. Si eres empleado y no estas ganando lo que mereces comienza tu propio negocio, cobrando por el rendimiento y los resultados no por tu tiempo.

Declaración: “Elijo que se me pague de acuerdo con mis resultados”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #12.

La gente rica vive en un mundo de abundancia, la gente pobre en uno de limitaciones: la diferencia está en su punto de vista.

Por ejemplo, los ricos contestan a esta pregunta: “Quieres una carrera con éxito o una estrecha relación con tu familia?” respuesta: “Las dos cosas”.

Los ricos entienden que, con un poco de creatividad, casi siempre pueden obtener lo mejor de ambos mundos. La gente pobre y la de clase media cree que tiene que elegir entre el dinero y los demás aspectos de la vida: han racionalizado una postura según la cual el dinero no es tan importante. El dinero es como un lubricante: permite deslizarte por la vida en lugar de ir arrastrándote.

El dinero no se agota: puedes emplear el mismo dinero una y otra vez, cuanto más dinero tienes, mas introducirás en circulación, lo cual significa que otras personas tendrán más dinero para cambiar con más valor.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Practica pensar y crear modos de tener las dos cosas.
  2. Toma consciencia de que el dinero que se halla en circulación enriquece la vida de todos.
  3. Piensa en ti como modelo de conducta para otros, demostrando que puedes ser amable, generoso y rico.

Declaración: “Yo siempre pienso las dos cosas”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #13.

La verdadera medida de la riqueza es la fortuna neta, no los ingresos del trabajo. La fortuna neta es el valor económico de todo cuanto posees: dinero en efectivo, inversiones etc.

Archivo de riqueza #13

Cuatro factores que determinan la fortuna neta.

Ingresos.

Vienen de dos formas: de trabajo o pasivos. Los primeros son el dinero ganado con trabajo activo, los segundos son dinero obtenido por beneficios.

Ahorros.

Inversiones. Manera de hacer crecer el dinero ahorrado.

Simplificación. Implica crear un estilo de vida en el cual necesites meno dinero, aumentaras tu capital.

Acostúmbrate a averiguar cuál es tu fortuna neta, calculando el incremento cada noventa días: allí donde va la atención, fluye la energía y aparecen los resultados.

Te animo a que encuentres un buen planificador financiero y trabajes con él para que te ayude a construir el tipo de hábitos de inversión que te producirán riqueza.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Céntrate en los cuatro factores de la fortuna neta
  2. Averigua tu fortuna neta: suma el valor de todo lo que posees y resta el valor total de lo que debes.
  3. Contrata un planificador financiero reconocido y acreditado.

Declaración: “Me centro en construirme una fortuna neta”

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #14.

Es sumamente importante saber administrar bien el dinero, es la única diferencia entre la prosperidad económica y el fracaso.

Para dominar el dinero debes administrarlo, incrementaras tu libertad para que no tengas que trabajar nunca más, así que comienza con una cantidad pequeña para adquirir el habito.

Ábrete una cuenta bancaria aparte y pon en este fondo el 10% de todo lo que recibas: destina este dinero únicamente para inversiones que creen ingresos pasivos.

Crea en casa un bote de la libertad financiera, depositando todos los días.

Pone otro 10% en una cuenta para jugar y divertirte, el cual gastaras todos los meses para que te sientas rico.

Crea otras cuatro cuentas más: 10% en una cuenta de ahorros a largo plazo para gastar; 10% en una cuenta para tu formación; 50% en una cuenta para las necesidades básica; 10% en una cuenta para donativos.

Si administras tu dinero siguiendo este programa, puedes llegar a ser económicamente libre con unos ingresos relativamente pequeños.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Abre tu cuenta de inversiones.
  2. Crea un bote de ahorros en tu casa, poniéndole cada día.
  3. Abre una cuenta para divertirte y cuatros más.
  4. Comienza a administrar ahora tu dinero, no importa la cantidad, te estarás preparando para recibir más.

Declaración: “Soy un excelente administrador del dinero”

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #15.

Debes hacer que el dinero trabaje para ti: enfócate en el trabajo inteligente.

Al principio debes trabajar duro por tu dinero, hasta que tu dinero trabaje lo suficiente para ocupar tu lugar.

El dinero es energía: la gente que logra libertad financiera ha aprendido a sustituir su inversión de energía de trabajo por otras formas de energía, entre las cuales se encuentran los sistemas empresariales o su capital de inversión.

Mi definición de libertad económica es sencilla: es la capacidad de vivir el estilo de vida que desees sin tener que trabajar ni tener de depender de otros para obtener dinero.

El estilo de vida que desees costara dinero y para ser libre de disfrutar necesitaras muchos ingresos pasivos.

No obstante, muchos se la pasan mal generando ingresos pasivos: por el condicionamiento del pasado, ya que se nos enseñó a trabajar por el dinero; no se sabe mucho al respeto por ende no se sabe que hacer; nos enfocamos en generar ingresos activos.

Si no te subes al tren de la inversión te quedaras atrapado para siempre en el trabajo.

La gente rica piensa a largo plazo: equilibra sus gastos en disfrute de hoy para invertir en la libertad del mañana. No bases tu vida en la satisfacción inmediata.

Para aumentar tu riqueza tienes que ganar más o vivir con menos: gastar compulsivamente no es más que un vano intento para compensar nuestra insatisfacción en la vida.

La idea es hacer trabajar tu dinero para ti tanto como tú lo haces por él, tienes que ahorrar e invertir en lugar de que gastártelo todo se convierta en tu misión en la vida.

La gente rica compra activos, cosas que tengan probabilidades de aumentar de valor: mientras que la gente pobre considera que un dólar es algo para cambiar por algo que quieren ahora mismo, la gente rica ve cada dólar como una semilla, que puede plantarse para ganar cien dólares más.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Asiste a seminarios sobre inversiones, después elige un área, vuélvete experto y comienza a invertir.
  2. Cambia tu enfoque hacia los ingresos pasivos.
  3. Compra bienes inmuebles y espera a que aumenten su valor.

Declaración: “Mi dinero trabaja para mí y cada vez me gana más dinero”:

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #16.

Para triunfar tienes que pasar a la acción real, esta constituye el puente entre el mundo interior y el exterior.

Los mayores obstáculos hacia el éxito son el miedo, la preocupación y la duda: una de las diferencias más grandes entre ricos y pobres es que los primeros están dispuestos a actuar a pesar del miedo; los segundos dejan que este los detenga.

Uno de mis programas más populares es el campo de entrenamiento del guerrero ilustrado: un verdadero guerrero domina la cobra del miedo. La gente rica no deja que los sentimientos negativos los detengan: necesitamos practicar la acción a pesar del miedo y la incertidumbre.

Si quieres crear riqueza tienes que ser un guerrero, tienes que estar dispuestos a hacer lo que lo haga falta, tiene que entrenarse para que nada lo detenga.

Principio clave del guerrero: si estás dispuesto a hacer solo lo que sea fácil, la vida será dura. Pero si estás dispuesto a hacer lo que sea duro, la vida será fácil.

Para crecer como persona debes expandir tu zona de comodidad: todo es incómodo al principio, pero si no abandonas y continuas, cruzaras la zona de incomodidad y lo lograras, te habrás convertido en una persona más grande.

La ecuación de este concepto es sencilla: tu zona de comodidad equivale a tu zona de riqueza.

Quiero que practiques la acción a pesar del miedo, incluso cuando no estés de humor: pasaras a un nivel de vida más elevado, también tu cuenta bancaria habrá crecido.

Tú no eres tu mente, eres más grande que ella, la mente es solo una parte de ti como una mano o un brazo.

Entrenar a tu propia mente y mandar sobre ella es la habilidad más importante que podrías poseer jamás, tanto en términos de felicidad como de éxito.

Empieza observando tu mente: fíjate en como produce constantemente pensamientos que no contribuyen a tu éxito. Identifícalos y sustitúyelos conscientemente con pensamientos estimulantes.

Este proceso se llama pensamiento de poder: nada tiene significado excepto al que nosotros le damos.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Anota y desafía tus tres mayores preocupaciones relativas al dinero y a la riqueza.
  2. Practica salir de tu zona de comodidad.
  3. Emplea el pensamiento de poder.

Declaraciones: “actúo a pesar del miedo”.

“actúo a pesar de la duda”.

“actúo a pesar de la preocupación”.

“Actúo a pesar de los inconvenientes”.

“actúo a pesar de la incomodidad”.

“actúo cuando no estoy de humor”.

Tócate la cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Archivo de riqueza #17.

Las tres palabras más peligrosas son: “Ya lo sé”: si aún no eres rico y feliz es probable que te falten muchas cosas para aprender.

Pasa de ser un sabelotodo a ser un aprendelotodo: puedes ir tirando o puedes ser rico, no las dos cosas.

Si no tienes tiempo para hacer lo que quieres o lo que necesitas, lo más probable es que seas un esclavo moderno; si no tienes dinero para aprender cómo llegar a ser prospero, probablemente lo necesitas más que nadie.

El único modo que conozco de que tengas el dinero que quieres es aprender a jugar el juego del dinero por dentro y por fuera: necesitas formarte en las habilidades y estrategias para acelerar tus ingresos, administrar el dinero e invertirlo de forma eficaz.

Como entrenador mi objetivo es entrenarte, inspirarte, animarte, persuadirte y hacer que observes que es lo que te retiene.

Cuando te conviertas en una persona prospera, no solo harás dinero: lo conservaras, lo harás crecer y serás verdaderamente feliz.

El objetivo para tener riqueza es cultivarte para crecer hasta convertirte en la mejor persona que puedas.

Cualquier individuo puede formarse para tener éxito.

Acciones de la mente millonaria.

  1. Comprométete en tu crecimiento.
  2. Plantéate contratar a un entrenador personal que te mantenga en guardia.
  3. Asiste al curso intensivo mente millonaria.

Declaración: “Me comprometo a aprender y crecer constantemente”.

Toca tu cabeza y di: “¡Tengo una mente millonaria!”.

Una última palabra.

Espero que hayas disfrutado leyendo este libro, confió en que utilices sus principios para mejorar tu vida: si quieres tener éxito en la vida real serán tus acciones las que cuenten.

Tu patrón financiero marcara tu destino económico: realiza los ejercicios sugeridos.

Estos ejercicios de acción son imprescindibles para que el cambio sea permanente, ya que el cableado de tu cerebro debe rehacerse.