Saltar al contenido

El arte de no amargarse la vida – Rafael Santand

El arte de no amargarse la Vida rafael santandreu

Rafael Santandreu es uno de los psicólogos más prestigiosos y solicitados de España, entre sus diversas obras nos convoca para esta oportunidad su libro titulado: El Arte de No Amargarse La Vida. El autor nos explica en estas páginas que, la vida es para disfrutarla: aprender, amar, descubrir… y eso solo lo lograremos superado nuestros miedos y descubramos El arte de no amargarse la vida.

 

El arte de no amargarse la vida – Resumen

A continuación le dejaremos un resumen del libro El arte de no amargarse la vida por Rafael Santand. Como siempre Cerebroteca expresa y recomienda que lean el libro completo, puesto a que el resumen es la esencia en sí de un pensamiento más profundo. Esperamos que lo disfruten.

PARTE I: LAS BASES

TRANSFORMARSE ES POSIBLE

El principal enemigo de un terapeuta es el neuroticismo, el arte de amargarse la vida mediante la auto-tortura mental. Perdiendo la facultad de vivir plenamente, nos asechan depresión, ansiedad y obsesión.

Superando la neurosis podremos disfrutar plenamente la vida, adquiriendo la fuerza emocional necesaria.

Es común la impresión que el carácter no se pueda cambiar, talvez resulte difícil un cambio radical, pero no es imposible un cambio de enfoque personal. El carácter está formado por una serie de rasgos innatos, también por toda una serie de aprendizajes infantiles, estructura, esta última, en la que podemos trabajar.

TRANSFORMARSE

La terapia cognitiva es la escuela de pensamiento psicológico con mayor base científica y la que ha sido respaldada por estudios de eficacia comprobada, garantizando el mayor éxito terapéutico.

PIENSA BIEN Y TE SENTIRAS MEJOR

Según el filósofo griego Epicteto, la fuerza emocional consiste en no tener emociones negativas exageradas. A través del control mental los individuos adquieren una confianza en sí mismos, la cual le permite disfrutar de las posibilidades de la vida.

Todos podemos aprender a ser más equilibrados emocionalmente, aprendiendo a llevar a cabo nuestro dialogo interno.

Es opinión común pensar que los hechos produzcan las emociones de forma automática: este error es el principal enemigo del crecimiento personal.

PIENSA BIEN Y TE SENTIRAS MEJOR

De hecho, frente a la misma situación se producen reacciones diferentes, dependiendo de cada individuo: quien se irrita, quien no le produce algún malestar etc. Todo depende del dialogo interno que cada quien lleva consigo mismo, lo cual es el verdadero productor de las emociones.

Detrás de cada emoción negativa exagerada se esconde un pensamiento catastrofista, lo cual se puede clasificar como una creencia irracional.

Esta clase de irracionalismo difuso es falso porque, al sostenerlo, practicamos un tipo de lógica supersticiosa. Además, es un proceso inútil, ya que no ayuda a resolver problemas, sino que crea malestar emocional.

BASTA DE DRAMATIZAR

Los seres humanos somos máquinas de evaluar y lo hacemos de manera tan constante que no nos damos cuenta. La valoración subconsciente busca valorar si los eventos son buenos o malos y es un proceso crucial para nuestra salud mental, ya que dela calidad de esta depende nuestra salud mental.

Línea de evaluación de las cosas de la vida.

La evaluación se acaba entre los límites: genial/terrible.

Cuando consideramos un evento como terrible pensamos: no puedo ser feliz; no debería haber sucedido; no lo voy a soportar.

Cuando clasificamos algo como genial pensamos: seguro que voy a ser feliz para siempre.

La terribilitis es la madre de todos los trastornos emocionales y consiste en dramatizar sobre las posibilidades negativas de la vida.

lado negativo

Los criterios de evaluación enseñados en terapia cognitiva son: ser objetivo, o sea evaluar basándose en el conocimiento más riguroso posible; con sana comparación, la condición para evaluar correctamente y tener una buena salud mental; abierto al mundo, en el criterio de comparación; constructivo, no calificando todo o negativo como terrible.

Cuando el individuo tiene una mínima consciencia filosófica, ya que todos tenemos una filosofía vital determinada, un buen ejercicio comparativo le enseñara que los seres humanos necesitamos poco para ser felices.

PREFERENCIAS EN VEZ DE EXIGENCIAS

Existe un numero infinito de creencias irracionales, ya que son invenciones y la fantasía no tiene límites.

Veamos cuales son las exigencias poco realistas más comunes.

Debo hacer todo bien o muy bien.

La gente me debería tratar siempre bien, con justicia y consideración.

Las cosas me deben ser favorables.

Creencias racionales.

Me gustaría hacerlo todo bien, pero no lo necesito para disfrutar el día.

Seria genial que todo el mundo me tratase bien, pero puedo sin ello.

Como me gustaría que las cosas me fuesen favorables, pero no siempre es así y lo acepto.

Una persona madura no exige, prefiere, se da cuenta que la vida y los demás no están allí para satisfacer sus fantasiosas demandas.

Cuando somos emocionalmente vulnerables, estamos llenos de exigencias, si no se cumplen nos volvemos irritables hasta deprimidos, echándole la culpa a los demás y a nosotros mismos.

La necesititis es el fundamento del neuroticismo: las exigencias sobre uno mismo y los demás o el mundo, son la base de la vulnerabilidad emocional.

Existe una línea entre deseo y necesidad, que muchos confundimos con frecuencia. El deseo es algo que me gustaría, pero no necesito; la necesidad es algo sin lo cual no puedo subsistir.

Es natural y legitimo tener deseos siempre y cuando no los transformemos en necesidades, ya que tenemos una fuerte tendencia a crear necesidades a partir de deseos legítimos.

Las necesidades inventadas son nocivas por definición y automáticamente generan insatisfacción: solo necesitamos lo básico para vivir y la única forma de disfrutar los bienes es ser dispuesto a perderlos.

EL TOP TEN DE LAS CREENCIAS IRRACIONALES

CREENCIAS IRRACIONALES

Tantas exigencias ilógicas producen malestar y proporcionan una mala filosofía de vida. Veámoslas.

Necesito tener alguien a mi lado que me ame.

Tengo que ser alguien en la vida, aprovechar mis cualidades y virtudes.

No puedo tolerar que la gente me menosprecie en público. Debo defender mi imagen.

Debo tener una casa de propiedad.

Tener buena salud es fundamental para ser feliz.

Tengo que ayudar a mis familiares. Mi ayuda es fundamental para su felicidad.

Si mi pareja me pone los cuernos, no puedo continuar con esta relación.

Tengo que tener una vida emocionante.

Mas siempre es mejor. Mas cosas, más inteligencia, más oportunidades etc.

La soledad es muy mala. Si no tienes a nadie cerca eres un desgraciado.

Nadie necesita ninguna de las cosas elencadas, son preferencias y objetivos legítimos, no son condiciones indispensables para la felicidad y producen malestar neurótico e irracional.

OBSTACULOS QUE DIFICULTAN LA TERAPIA

En la infancia desarrollamos la idea que es bueno preocuparse, para que seamos más responsables. El amor para la preocupación es absurdo y nocivo.

OBSTACULOS

Hay que ocuparse de las cosas sin preocuparse, manteniendo la calma sin caer en el mito de la preocupación.

Otro mito recurrente es que pensamos de tener derecho a sentir lo que queramos, pero si exageras lo que sientes seria ilógico racionalmente, ya que las emociones no son correctas porque uno la sienta: son válidas solo a la luz de criterios objetivos.

No es correcto sentirse fatal por algo, porque nada es un hecho tan dramático si no está dentro de las necesidades básicas para vivir. A pesar de esto, una persona pude hacer cosas buenas para sí mismo y los demás, si dramatizas por poco que harás frente a algo grave.

Tener una mente sana implica no tener creencias irracionales de ningún tipo, porque, cuando pensamos mal, afectamos nuestros intereses.

Intentar mantener un pensamiento lógico y estructurado nos dará mejores resultados a nivel emocional y en nuestra vida práctica.

PARTE II: EL METODO

LA RUTINA DEL DEBATE

El objetivo de la terapia cognitiva es convertirnos en personas sanas y fuertes, aprendiendo a manejarnos en todos los ámbitos de la vida y transformando nuestra forma de pensar.

La rutina del debate en tres pasos.

Paso 1. Descubrir las creencias irracionales, analizando el malestar diario y detectando los sentimientos negativos que lo provocan.

Paso 2. Combatir las creencias irracionales, demostrándonos su falsedad. A través del argumento existencial, la lógica que permite distanciarnos de nosotros mismos, apegándonos a la realidad.

Paso3. Establecer la creencia racional, a través de frases constructivas que produzcan sosiego.

La clave de la terapia cognitiva es la perseverancia: aplicando esta rutina por seis meses, alcanzaremos una nueva forma de pensar y de ver al mundo.

VISUALIZACIONES RACIONALES

Ser débil a nivel emocional es siempre una consecuencia de necesitar en exceso.

La visualización es un ejercicio de reducción de necesidades: nos fuerza a pensar bien y a estar cómodos emocionalmente en situaciones negativas.

Visualización del indigente.

Imaginarse de ser desposeído, sin trabajo y sin hogar.

Intentar verse disfrutando la vida en esta situación.

Estimular nuestra capacidad innata de hacer cosas interesantes y valiosas a pesar de todo.

Con este método se combaten varias creencias irracionales. Veamos cuales.

Es necesario poseer muchas cosas para ser feliz.

Si no estoy ocupado no estoy bien.

Necesito una imagen personal de eficiencia para que me quieran y poder disfrutar de la vida.

Las creencias racionales resultantes serán las siguientes.

Me gustaría tener seguridad económica, pero no la necesito para gozar de la vida.

Me gusta tener el tiempo ocupado, pero si no tengo nada que hacer, también puedo estar sereno.

Si alguna vez no tengo la imagen personal demandada por la sociedad, aun poder hacer muchas cosas valiosas y gratificantes para mí y los demás.

Hay muchas facetas entre las cuales se pueden encontrar objetivos valiosos en la condición de indigente.

Ayudar a los demás.

Hacer buenos amigos.

Profundizar la espiritualidad.

Hacer algo artístico.

Cuidar mente y cuerpo.

Estudiar/aprender.

Vida de ocio.

Amor sentimental.

Es peor desear el éxito en la vida, porque estas aspiraciones son más difíciles de definir, ya que podemos fantasear más con ellas.

La comodidad no es tan importante y no da la felicidad, su exceso impide disfrutar activamente de la vida.

Tratamos a la comodidad como un fetiche, un estado al que asignamos propiedades mágicas que no posee, ya que apena nos ayuda en el camino a la felicidad.

REFLEXION EXISTENCIAL

Por muchos el argumento de la muerte es una tontería, pero nos volvemos más equilibrados si la tenemos en cuenta.

Al día de hoy hemos convertido la muerte en tabú, cuando es realmente el final benéfico y natural de todo, una realidad inevitable y necesaria.

La ficción de inmortalidad que vivimos nos vuelve locos, si viviésemos para siempre nuestras responsabilidades serian demasiado graves.

La consciencia de la muerte nos permitirá tener una filosofía de vida más relajada, si la aceptamos con naturalidad y abertura mental.

Hay que abandonar la fantasía, imperante en nuestra sociedad, de que todo es permanente, ya que es incorrecto.

MODELAJE

Es importante tomar como modelo personas que se caracterizan por su fuerza y su buena salud mental.

Hay un grupo de neuronas, en el lóbulo frontal, especializado a aprender por modelaje: simplemente observando una y otra vez, las neuronas repiten los impulsos nerviosos para que se muevan los músculos.

La clave del bienestar emocional reside en la flexibilidad mental, mientras que el origen del neuroticismo consiste en una valoración constantemente terribilizadora de muchas situaciones cotidianas.

Según Stephen Hawkings, quejarse representa una pérdida de tiempo.

Christofer Reeve, gracias a su enfermedad accidental, ha impulsado todos los estudios realizados a partir de células madres.

La base del bienestar emocional consiste en saber que ya poseemos todo lo necesario para tener una vida muy buena.

PARTE III: APLICACIONES PRACTICAS

PERDER EL MIEDO A LA SOLEDAD

Para una persona sana, la soledad es una sensación reconfortante de tranquilidad, descanso o concentración en intereses propios, donde la emoción negativa es casi imperceptible.

El aburrimiento es una superstición neurótica: creemos que necesitamos entretenernos para estar bien y la actividad se vuelve compulsiva por el temor a aburrirse.

El miedo irracional a decidirse se origina cuando pensamos que los errores son fantasiosamente graves, cuando, en la mayoría de los casos, una mala decisión no implica riesgos para la supervivencia física. El neurótico no soporta fallar.

Relajándose en esta óptica, es posible escoger con facilidad, ya que se comprenderá que se puede ser feliz, en cualquier caso.

SUPERAR EL MIEDO AL RIDICULO

La vergüenza es un problema mayor por muchos y les hace perder tantas oportunidades de disfrutar la vida.

Dos vías cognitivas para superar la vergüenza.

No dar demasiada importancia a la propia sensación de ridículo.

Darse cuenta que nuestra imagen social es poco importante, así nos importara muy poco lo que los demás opinen de nosotros.

Es más eficaz darse cuenta que no pasa nada malo por pasar un poco de ridículo, es mejor combatir la idea que se necesita mantener cierta imagen positiva basada en logros y capacidades.

Se debe basar la vida en la capacidad de amar, concentrándose en lo realmente valioso.

Las personas carismáticas se enfocan en una sólida independencia de la opinión de los demás.

Para adoptar una filosofía de vida basada en valorarse a uno mismo veamos lo siguiente.

Las personas que realmente aprecio son aquellas capaces de amar y no las que tienen una gran imagen.

Lo importante es saber aprovechar cualquier ocasión para colaborar, amar t divertirnos.

Es importante concentrarse en la auto imagen, situándose por encima de las valoraciones de los demás. Si focalizamos la atención en algo diferente a la imagen, desactivamos el problema.

Nuestra imagen no es tan importante como la capacidad de disfrutar la vida. Es una debilidad ser demasiado sensible sobre nuestra imagen, basada en la creencia irracional que la aprobación de los demás sea algo esencial.

MEJORAR LAS RELACIONES (INCLUIDA LA PAREJA)

En las relaciones humanas hay que apreciar más al otro, un método es componer el collage de la amistad, aceptando que cada persona aporta algo diferente. Aceptaremos incondicionalmente a los demás y nos volveremos más flexibles y menos exigentes.

En pareja hay que adoptar la estrategia de la aceptación total.

Una buena pareja es capaz de ser feliz independientemente de lo que haga el otro, no quejándose nunca.

Puede ayudar redactar una lista de sugerencias con amor, donde escribimos todo lo que deseamos que nuestra pareja cambie.

Estos métodos resultan mejor, más saludables por uno mismo y por la relación.

Una estrategia no terribilizadora facilita los cambios, quitándole importancia a los asuntos.

 CONTROLAR TEMPESTADES (APORTAR CALMA A LOS DEMAS)

El humor y el surrealismo son buenas herramientas para combatir las neuras de los demás sin contagiarnos, es fundamental por una buena capacidad de relación.

Si sabes que eres el dueño de tu mente, nada podrá influirte: podrás salir ileso de una tormenta emocional. Cuando estamos realmente convencidos de nuestros valores podremos adquirir y sostener una filosofía racional.

Es esencial no entrar en discusión con alguien que esta desviado de la realidad, lo que se puede hacer es influir positivamente. El amor es el antídoto a la locura de la terribilizacion. El humor compartido, nunca sarcástico, cambia el enfoque de la persona enfadada. El surrealismo es responder con algo que no tiene nada que ver con el tema, al estilo de Groucho Marx.

INFLUIR EN NUESTRO ENTORNO

Dejando de exigir, no nos amargaremos la vida cuando no obtenemos lo deseado y seremos capaces de emplear estrategias diferentes para mejores resultados.

Estrategia de la seducción: convencer antes que vencer.

El seductor insiste veladamente hasta que el otro haga suya la propuesta: es un método de dialogo no terribilizador; implica flexibilidad mental porque si no se logra hay que pensar que no importa.

Es más efectivo renunciar al conflicto que empeñarse en hacer justicia, debemos estar dispuestos a renunciar realmente a lo que desearíamos si el otro no acepta. Por esto, la seducción es una estrategia a medio plazo, ya que dará resultados mejores con el tiempo.

La estrategia de la exigencia e contraproducente y es la mera más directa de estropear la relación, donde la pelea se transforma en un estilo de vida.

Pensemos: la justicia es una invención del ser humano y está sobrevalorada. Ya que existe solo en nuestra mente, esta última no es esencial. Recordamos que lo que es justo para uno no lo es para otro.

ATAJAR EL ESTRÉS EN EL TRABAJO

El origen del estrés es el temor de no ser capaz de estar a la altura de cierta expectativa. Es, más que todo, una auto exigencia según la cual tememos no ser igual de dignos de los demás.

Cuando acabemos con el mito de la eficacia, cederá la mayor parte de la presión que nos auto imponemos en el trabajo. La adoración fetichista a la eficacia es demasiado agotadora y demencial.

Aprendiendo a aceptar nuestras limitaciones, estimularemos una condición llamada orgullo de falibilidad: considerar que nuestros logros y aspiraciones materiales no aportan felicidad a nuestro alrededor, comparado con el efecto de nuestro amor sobre la gente que tenemos cerca.

El trabajo debe ser una fuente de gratificación, ya que lo único relevante es conseguir la comida y la bebida del día, no necesitamos dinero para servicios superfluos.

Los vendedores y los publicistas crean en nosotros la necesidad de un producto, una necesidad artificial que solo podemos obtener consiguiendo ingresos constantes.

Practiquemos la imaginación racional emotiva.

Imaginar de realizar muy mal un trabajo, estando emocionalmente in forma.

La meditación debe ser profunda e intensa.

Los pensamientos resultantes serán: esta tarea no es esencial para mi bienestar; no importa el resultado de un trabajo; lo importante es disfrutar de lo que se hace.

GANAR TOLERANCIA A LA FRUSTRACION

Tener tolerancia a la frustración es una de las habilidades esenciales de las personas, consiste en no amargarse por lo que no funciona.

Diariamente, nos topamos con veintitrés frustraciones: atascos de tráficos, complicaciones etc. En total son veinte mil adversidades en el curso de la vida: ninguno de estos problemas es relevante a no ser que le otorguemos el poder de amargarnos la vida.

Debemos tener en cuenta una cierta dosis de imprevistos, lo importante es focalizar la atención a todas las maravillas que tenemos a nuestro alcance. Quejándonos, desaprovechamos el tiempo y dejamos de apreciar las oportunidades que tenemos de pasarla bien.

LIBERARSE DE LAS OBLIGACIONES

Las obligaciones minan nuestra capacidad de disfrutar y pueden llegar a robarnos toda la energía, ya que creemos que debemos cumplir o las cosas irán mal.

No tenemos que complacer a los demás como ellos desearían, debemos hacer lo que nos apetece con honestidad. Cuando transmitimos a alguien que necesita de nuestro cuidado, le estamos contagiando la absurda idea que es débil o incapaz de ser feliz por su cuenta.

Es un desperdicio malgastar la vida en cosas que no deseamos hacer.

AHONDAR EN LA DESPREOCUPACION: LA SALUD

Los seres humanos tendemos a imaginar situaciones ideales y luego nos entristecemos si no se cumplen: la base de la infelicidad es la falta de aceptación de la realidad.

La salud no es tan importante por las siguientes razones.

Para no terribilizar sobre la enfermedad y obsesionarse con la salud.

Para afrontar la enfermedad con optimismo cuando nos toque.

Para reajustar nuestro sistema de valores generales.

En psicología cognitiva la salud no es esencial para la felicidad, ya que lo más importante es la felicidad misma: no nos preocupemos tanto de la salud, sino de disfrutar la vida.

La enfermedad, el dolor y la muerte forman parte de la vida, no se entiendan como desgracias, ya que podemos ser razonablemente felices estando enfermos.

APRENDER A CENTRARSE EN UN ILUSIONANTE FUTURO

Unos de los principales errores mentales es preocuparnos para buscar una fuente para nuestra felicidad: recordando paraísos personales del pasado, asociamos el bienestar de aquella época y llegamos a la conclusión que esos hechos nos dieron la felicidad.

El bienestar lo llevamos nosotros adentro, solo habita en nuestra mente y es fácil recuperarlo: entrenándonos a ver las cosas con positividad, disfrutando de la vida.

Nuestro presente es suficiente, valoremos positivamente lo que poseemos.

ACABAR CON TODOS LOS MIEDOS

El hombre tiende naturalmente a la superstición, ya que, de generación en generación, se producen las mismas trampas mentales, las que nos llevan a creer en falsedades: cualquier perdida no tiene que afectar nuestra felicidad.

Los miedos son encadenados uno al otro, así que, cuando trabajamos en un miedo, lo hacemos indirectamente sobre todos los demás: es un fenómeno de conectividad resultado de la coherencia lógica.

De la misma forma, cuando uno comienza a volverse neurótico, la ansiedad se generaliza: por lógica desplazamos hacia delante todas nuestras evaluaciones negativas, en todos los ámbitos de nuestra vida.

GANAR AUTOESTIMA

El complejo de inferioridad/superioridad se desarrolla en algunos individuos neuróticos: se ven atrapados en la inferioridad cuando desearía secretamente ser superiores. Todo este mecanismo está en su cabeza.

Luchar por ser superiores nos lleva a la amargura: siempre habrá alguien que niegue nuestra superioridad. La solución está en valorar a todo el mundo por igual.

Nuestra autoestima puede basarse en el hecho de ser una persona con muchas posibilidades: liberarse de una autoestima arraigada en logros es un gran descanso mental.

Si no aceptas incondicionalmente a los demás, no lo harás contigo mismo cuando falles o cuando alguien deje de valorarte.

Para la ciencia cognitiva, las cárceles son lugares de castigo con condiciones de vida penosa, mientras deberían establecer un puente de dialogo y aceptación.

Los presos deberían tener una buena vida que le permita transformarse, al fin de aprender a ser más amables y generosos con los demás por encima de su interés.

Le estamos enseñando que la sociedad les ha encerrado para defender sus intereses y que ellos, ya no tienen fuerza para reclamar.

El asertividad se define como la capacidad de expresar lo que uno piensa y siente en cada momento: los asertivos se vuelven agresivos. La psicología cognitiva no cree en la reclamación, sino en la amigable declaración de que existe otra manera de hacer las cosas, ya que se puede conseguir el mismo resultado con buenas palabras.

ULTIMAS INSTRUCCIONES

El paciente neurótico va a tener recaídas a lo largo de la terapia, después de semanas o meses de mejora continuada: es parte del proceso. Después de una recaída, viene una mejora más pronunciada, cada bajón es meno fuerte que el anterior, lo que significa que estamos progresando de forma irregular.

Dos condiciones ante de empezar una terapia.

Estar dispuesto a trabajar para transformase.

Tener abertura mental, o sea esforzarse para abandonar patrones de pensamientos habituales.

No nos gusta cambiar de opinión porque le tenemos miedo al cambio, así que hay que estar dispuesto a adoptar temporalmente los consejos del terapeuta como filosofía para ver si la vida del paciente mejora.

Cuando exageramos la importancia de una adversidad y después nos ponemos fatales por el hecho de haber terrbilizado: tenemos que ser conscientes que somos humanos y a veces fallamos; nunca estaremos libres del todo de nuestros problemas.

Así que la clave para el éxito de la terapia es la perseverancia.

La forma efectiva de superar los miedos es no enfrentarse a ellos, sino comprender que no hay nada que temer.