Saltar al contenido

Nutricionistas revelan: 4 alimentos que te ayudan a producir Colágeno en el cuerpo

Para los seres humanos, el colágeno es una proteína fundamental para que la piel luzca lozana y bella, pero no solo actúa en el órgano más grande que cubre todo nuestro cuerpo, sino que también contribuye a aliviar dolores en las articulaciones y músculos, fortalece la piel, las uñas y el cabello.

La función principal del colágeno es mantener unidas las diferentes estructuras del organismo, lo que le otorga firmeza y elasticidad a gran parte del cuerpo.

No obstante, después de los 25 años de edad, se comienza a disminuir la producción natural de esta proteína, por lo que debemos buscar alternativas  a través de la alimentación para que tu cuerpo tenga los niveles indicados de esta proteína:

Anna Subbotina / Shutterstock.com

1. Aminoácidos.

Los aminoácidos poseen prolina y lisina, dos componentes que estimulan la producción de colágeno. Este mineral lo podemos enocntrar en el pepino, la menta, las peras, las uvas, las manzanas y las zanahorias.

2. Frutas.

Las frutas con pigmentaciones rojas, amarillas y naranjas poseen compuestos llamados licopenos, antioxidantes que disminuyen la destrucción del colágeno. Entre las frutas y vegetales que puedes consumir están: el tomate, las zanahorias, el pimentón rojo, la remolacha, las manzanas, las papayas, entre otros.

Jochen Schoenfeld / Shutterstock.com

3. Omega 3.

El aceite de linaza posee una gran cantidad de ácidos grasos de omega 3, por lo que lo puedes incluir en tus comidas diarias como ensaladas.  Este ácido graso lo puedes encontrar en semillas como la linaza, la chía y el cáñamo.

4. Cebolla y hortalizas.

Nosvos / Shutterstock.com

Esta hortaliza contribuyena la formación de colágeno debido a los altos niveles de azufre que posee, ya que este último ayuda a la formación de colágeno en los cartílagos, ligamentos, huesos y tendones. Otro alimento que contribuye a la formación del colágeno son los espárragos.

Es fundamental que se tome conciencia de la producción de esta proteína en el cuerpo, para que el debate del tiempo no nos entorpezca en el desarrollo normal de las funciones de los órganos del ser humano.

Fuente: Fabiosa.es , EmedeMujer